GUADALAJARA, Jal., (EL UNIVERSAL).- Oswaldo Alanís no entra en planes por dos motivos principales: el primero, es que su contrato termina en Junio del 2018 y la directiva de Chivas le ofreció renovar contrato, pero no por el tiempo que el jugador pretendía; la segunda, que no había aumento salarial, por lo cual el jugador optó por buscar otra alternativa.
La Chivas intentaron llegar a un acuerdo con el jugador, pero no pudieron ponerse de acuerdo, ya que la dirigencia rojiblanca consideró que las pretensiones del defensa zurdo estaban fuera de las posibilidades económicas del club.
El CEO de Chivas-Omnilife, José Luis Higuera, puntualizó que la medida es institucional, descartó problemas personales, mientras tanto el jugador acude a entrenar con la Segunda Premier, en lo que encuentra equipo, que en México solamente podría darse con Pachuca o el Monterrey.
“Ojalá encuentre otro club o que llegue al Mundial, porque nuestra postura no es personal, es institucional. Lo extrañamos en la pretemporada, pero así es el futbol”, declaró José Luis Higuera a un programa de televisión.
Mientras el defensa no encuentre acomodo estará trabajando con la Segunda División, no hablará de su tema porque eso podría complicar las cosas y aprovecha el tiempo para ponerse a tono en el aspecto físico.
El tema podría complicarse si el Guadalajara encarece el costo de su traspaso. Alanís está considerado por el cuerpo técnico de Juan Carlos Osorio para ir al mundial de Rusia, pero necesita encontrar equipo, de lo contrario quedaría fuera de la convocatoria. Existe preocupación en Selección nacional por el tema.
Chivas aseguró que ningún equipo preguntó por el defensa, lo cual puede tomarse como una estrategia para que acepte el contrato que le ofrecen por un tiempo menor al que el jugador pretende y sin aumento salarial.
El Universal / ABV 18/12/17

¡Participa con tu opinión!