Ningún hospital, sea público o privado, puede retener a los pacientes que no alcancen a cubrir a la deuda contraída; debe haber convenios de pago o buscar otra alternativa, y por ningún motivo impedir su salida, si ya fueron dados de alta, destacó la diputada Cristina Urrutia, presidenta de la Comisión de Salud del Congreso.
Reconoció que son responsabilidad del estado los pacientes en condición precaria, refiriéndose a quienes carecen de seguridad social y estar desempleados, ya que no obstante están afiliados al Seguro Popular, este programa no cubre todos los gastos.
Considera que el Seguro Popular no vino a sustituir a los hospitales civiles (en los estados donde los hay), sino a complementar los servicios. De antemano se sabe que Aguascalientes ha carecido de hospital civil, como tal, pero el sector salud atiende en buena medida las necesidades de los pacientes.
En el caso particular del Hospital Hidalgo que tiene su área privada y social hay un grave problema en esta última, virtud a que tiene fuertes pasivos, debido a la incapacidad de pago de los pacientes y familiares.
Aunque se supone que en el área social debe cobrarse a los pacientes en base a un estudio socioeconómico que determina su capacidad de pago y si el caso lo amerita exentarlo, pero en la práctica no se da, de acuerdo a casos documentados.
Sobre el tema, la legisladora señaló que las autoridades de salud están muy concientes de este grave problema, ya que se trata de adeudos difíciles de recuperar, precisamente por las condiciones de insolvencia de las familias deudoras, pero alguna solución habrá de darse para sanear la cartera vencida.
Sobre esta situación, el director del Hospital Hidalgo, Dr. Armando Ramírez López, se negó a informar sobre el monto de la cartera vencida del nosocomio, y sobre la cantidad que representan los convenios; tampoco quiso responder sobre las acciones legales que se han emprendido para recuperar los adeudos.

¡Participa con tu opinión!