Los diputados y miembros de los ayuntamientos que no den la talla, se van a quedar con las ganas de ser reelectos; si no han visto como una prioridad las necesidades de la población, el electorado habrá de castigarlos, advirtió el obispo José María de la Torre Martín.

“Deben considerar la agenda local, por encima de la agenda partidista, electoral y personal; necesitamos verdaderos héroes nacionales y no de oropel; líderes que realmente vean por el bienestar del pueblo y no por sus intereses propios”.

Ejemplificó el caso del dictador Porfirio Díaz, quien a pesar de haber ejercido el cargo de presidente durante siete ocasiones, se “llevó” menos que presidentes o gobernadores que se han desempeñado en un sólo sexenio; “hay servidores públicos que en vez de servir el pueblo se sirven de él”.

SOLIDARIDAD. Asimismo, hizo un llamado a solidarizarse con damnificados por el sismo y los huracanes, a través de Cáritas o el Banco de Alimentos; los interesados en dar su apoyo pueden solicitar orientación en sus parroquias.

Además, en las misas del próximo domingo se hará una colecta económica, como sucedió el domingo pasado y el dinero recaudado, es entregado directamente a las oficinas de Cáritas Diocesana; de ahí se va a Cáritas Nacional, que es la encargada de distribuir la ayuda, de acuerdo a las necesidades más apremiantes y en la zonas más dañadas.

Ponderó la solidaridad de la sociedad civil y la movilización tanto de particulares como de empresas; “se ha hecho evidente la generosidad en los habitantes de nuestras urbes como en comunidades rurales; hemos visto el desprendimiento en los niños, en los jóvenes y en los adultos”, repuso.

PAISANOS. Añadió que en Estados Unidos, hay miles de mexicanos que también viven otro tipo de tragedia, especialmente los “Dreamers”, pues los jóvenes le temen al “huracán Trump”, porque a toda costa quiere acabar con el programa DACA, que permite a los hijos de emigrantes que nacieron en ese país, seguir estudiando y trabajar.

“Hay 800 mil jóvenes en riesgo de ser exiliados, aunque su patria, el lugar donde nacieron sea Estados Unidos; su delito es ser hijos de indocumentados”. Del total, 223 mil viven en California; del país vecino, es el estado con más mexicanos.

¡Participa con tu opinión!