Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, estamos a menos de un par de semanas para el inicio del campeonato mundial de fútbol, organizado por la FIFA y a celebrarse en Brasil, y como sucede cada cuatro años, renace nuestra esperanza e ilusión de ver a nuestra selección nacional en los primeros planos internacionales. El pasado martes, en una bonita ceremonia realizada en Palacio Nacional, el Presidente Enrique Peña Nieto abanderó a los 23 jugadores y el cuerpo técnico que nos habrá de representar en esta justa deportiva.

Coincidentemente, esta misma semana se dieron a conocer un par de encuestas relacionadas con los actores anteriormente mencionados, una que busca medir el nivel de aprobación de la gestión pública del Presidente Peña y otra que evalúa las expectativas que tenemos los mexicanos de nuestra selección en el mundial de Brasil 2014. Por ello, quiero comentar con Usted algunos datos duros sobre lo que podríamos llamar “los bonos que tienen, hoy en día, nuestro Presidente y nuestra selección nacional”.

Comencemos con la primera encuesta, aplicada por el diario “El Universal” y la empresa “Buendía&Laredo”, del 15 al 20 de mayo, en mil viviendas de todo el país y a personas mayores de edad. Este sondeo arrojó como resultado que el 48% de los encuestados aprueban el trabajo del Presidente Peña, cuando en el pasado mes de febrero este nivel había descendido a un 44%, el más bajo en lo que va de la actual administración. Por otro lado, el 40% de los examinados se inclinaron por la desaprobación a su labor y un 10% prefirió no opinar al respecto.

De este mismo estudio se desprende que lo mejor que ha hecho el actual Presidente de la República, a juicio de los encuestados, es el apoyo a la tercera edad, las carreteras, el combate a la delincuencia y las reformas estructurales, mientras que lo peor que ha hecho es el aumento de los precios en general y en particular de las gasolinas, la reforma energética, no generar empleos y subir los impuestos.

Adicionalmente, el 43% de los entrevistados tienen una buena opinión del Presidente Peña, mientras que el 35% no la tienen (36% y 41%, respectivamente, en febrero de 2014), 49% opinaron que es una persona en la que se puede confiar (41% en noviembre de 2013), 46% que es cercano a la gente (39% en noviembre de 2013), 50% que es capaz de resolver los problemas del país (44% en noviembre de 2013) y 40% que cumple lo que promete (31% en noviembre de 2013). Con este contraste de indicadores, nos debe quedar muy en claro el notorio repunte de la imagen del Presidente Peña en los últimos meses, en prácticamente todas las categorías, inspirando en los mexicanos atributos como la confianza, cercanía, capacidad y credibilidad.

Por otro lado, en lo que corresponde a la segunda encuesta, ésta fue levantada por la empresa “Consulta Mitofsky” entre el 23 y el 25 de mayo, de manera muy similar a la anterior, es decir, en mil viviendas de todo México y a personas mayores de edad. Algunos datos interesantes de la muestra son los siguientes: Por principio de cuentas, el 6.1% de los encuestados dan como favorita a la selección mexicana para ganar el mundial (4.1% en enero de 2014), apostando el 30.0% por Brasil y el 6.5% por España.

A pregunta expresa de si se cree que México hará un buen o un mal papel en este campeonato, el 47.5% vaticinó que será bueno (56.1% en enero de 2014) y el 21.2% que será malo. Asimismo, el 22.4% opinó que nuestra selección se quedará en la fase de grupos, 16.6% que llegará a la ronda de los octavos de final, 11.7% a los cuartos de final, 4.9% a la instancia semifinal y 1.1% que perderemos la gran final. El lugar promedio en el que supuestamente terminará México en el mundial será, a decir de los examinados, el número 13 de un total de 32 equipos competidores.

Finalmente, en lo que corresponde a los partidos que enfrentará la selección mexicana en la primera ronda, la mayoría se inclina por un triunfo sobre Camerún (36.7% de los entrevistados), una derrota a manos de la escuadra brasileña (34.9%) y un empate con el equipo croata (27.1%). Con estos resultados, la lógica apuntaría a que México, por sexto mundial consecutivo, avanzaría a la segunda etapa del certamen.

A manera de conclusión, los bonos del Presidente Peña y de la selección mexicana de fútbol van a la alza en estos últimos meses, después de una caída importante a finales del año pasado. Veremos quién de los dos nos ofrecen mejores resultados en las próximas semanas. Sólo debemos tomar en cuenta que los triunfos deportivos nos dan alegrías y satisfacciones pasajeras, mientras que los aciertos gubernamentales pueden mejorar sustancialmente las condiciones de vida de muchos mexicanos.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención.Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @josecarlos_romo