De la misma manera que el sector privado descubre áreas de oportunidades, la Dirección Municipal de Tránsito encontró una veta en el creciente número de motociclistas que ya deja importantes ingresos, al imponer multas por diferentes motivos, por lo que son pocos los que se han escapado de cooperar para que lo que viene.

En los primeros siete meses del año se han aplicado más de 2,300 infracciones por no utilizar casco o que no lo porte el acompañante, lo mismo que por transitar sin placas, sin licencia o que estén vencidas, lo que ha llevado a que se incauten 30 unidades por estas u otras razones y según sea el caso se canaliza ante el ministerio público federal o estatal.

Con la misma actitud que en otras partes de la República, el Ayuntamiento de Aguascalientes detectó que al aumentar la compra de motociclistas existen amplias posibilidades de recaudar más, por lo que se giraron órdenes a los policías viales para que ejerzan una vigilancia muy estricta sobre este sector y no dejen pasar ninguna falta.

El titular de Tránsito municipal, José de Jesús Rodríguez Benavides, reconoció que las facilidades que hay para el financiamiento genera mayor interés de adquirir estas unidades, que además de ser ahorradoras de gasolina permiten circular con más rapidez en una ciudad que registra un aumento de vehículos de todo tipo.

Lo que sale del guión son las diferencias que aplica la dependencia a distinto tipo de conductores, ya que mientras los motociclistas resienten la mano dura confiscándoles la unidad, no es igual con urbaneros, taxistas, combistas y menos con los particulares y repartidores de mercancía, que en caso de cometer alguna de las omisiones mencionadas sólo reciben la boleta de infracción y pueden continuar su camino.

En este sentido, es más fácil el acorralamiento que la educación vial, que en todo caso debería de ser la parte fundamental para que se acojan a las normas impuestas, por lo que debería haber un período de información tan amplio como sea posible y así, cuando se disponga su ejercicio sepan las consecuencias que habrá de no ceñirse

De manera paralela sería fundamental suscribir convenios con las casas comerciales que se dedican a ese ramo, para que le entreguen al comprador la explicación necesaria de los requisitos que deben cubrir y en lo posible contribuyan a que de inmediato obtenga la licencia, las placas y el casco.

Es indudable que es más simple conducir una motocicleta que un automóvil, por lo que desde temprana edad hay quienes lo hacen, lo que esa confianza puede convertirse en un riesgo para su seguridad, por consiguiente tiene que ser otro elemento que pueden atender las autoridades para que conozcan la responsabilidad que tienen en sus manos, evitando conducir de manera temeraria ya que las calles no son pistas de carreras y serpentear entre la circulación los pone en peligro a ellos y a las demás personas.

Son varias cuestiones que tendrían que incluirse para lograr que los motociclistas estén conscientes de lo que significa su tranquilidad y la de los demás, lo que no se logra con acciones punitivas, por el contrario, eso provocan resentimiento y pérdida de confianza en la autoridad.

¿QUÉ HACER?

Es la pregunta que surge en distintos sectores. ¿Qué se puede hacer para frenar la ola de suicidios?, porque de las que se ha empleado no alcanza el fin perseguido. Es un problema social de difícil solución, sin  embargo tiene que insistirse hasta encontrar la forma de reducirlo.

En agrupaciones de profesionistas, ministros de culto, empresariales, autoridades gubernamentales y docentes de todos los niveles, entre otros grupos colectivos, hay una gran preocupación, al considerar que tiene que trabajarse más para evitar que siga presentándose el sacrificio, máxime que afecta por igual a personas en plena edad productiva y a los menores de edad y jóvenes que a adultos mayores.

La Dirección de Salud Mental del Instituto de Salud, con el programa Vive, pretende que los pre-suicidas recurran a la plataforma tecnológica www.vive.eresimportante.org y al Whatsapp con teléfono 449-977-7205, en donde podrán agendar una cita que atenderá un profesional capacitado para estar pendiente, sea por Facebook, Whatsapp, Twitter o video-llamada.

Un buen propósito sin lugar a dudas y todo lo que se haga sobre el particular es bienvenido, sólo que quien está en un trance de esa naturaleza no quiere agendar una cita, sino llevar a cabo sus propósitos, por lo que tiene que haber una forma para que los escuchen de inmediato y se le persuada de hallar un recurso a favor de la vida.

Aunque se tiene una serie de estudios sobre el particular, tanto a nivel local como nacional y mundial, podría crearse una red de personas dispuestas a prestar atención a quien busca que lo oigan, que le ayude a examinar su problema y le brinde un consejo, que al ser alguien ajeno a su entorno tendrá un valor mayor al ser totalmente desinteresado.

También es importante considerar que la mayor parte de este tipo de fallecimientos ocurren en las últimas horas del día o en la madrugada, lo que hace más difícil evitarlo, pero podría haber una posibilidad si se tapiza la ciudad con números telefónicos de ayuda y los medios de comunicación unan esfuerzos para que en sus tareas diarias los den a conocer.

Todo lo que se haga, por llano que parezca, tiene que ser parte de un plan que cambie el destino de quienes creen que están cerrados todos los caminos, pero con una o más pláticas sabrá que los problemas más difíciles tienen solución, sólo hay que darse la oportunidad para encontrarla.

TRUCO URBANERO

Los concesionarios del trasporte urbano no están disgustos a rendir plaza, por lo que ante las demandas para que constituyan una empresa que se encargue de administrar las 697 unidades, pretenden hacerlo mediante nueve sociedades anónimas.

Al hacer la denuncia pública, el líder de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, José Alfredo González, dijo que resulta inquietante ese propósito, ya que sería darle la vuelta a una demanda de los operadores, que a través de su sindicato exigen que la relación laboral sea con una sola persona y no con el propietario de cada autobús.

En esa misma línea está el gobierno del estado, pero su función se ha concretado a simples declaraciones sin dar el paso decisivo, por lo que todo sigue igual que en el siglo pasado, lo que genera serios problemas para el personal que tiene que llegar hasta el litigio para hacer valer sus derechos.

El máximo dirigente obrero expresó que fueran los propios funcionarios gubernamentales quienes le informaron de esa pretensión, por lo que en primera instancia solicitó que se forme una sola razón social, con la que el personal pueda negociar y de esta manera romper “con las viejas prácticas que afectan a los operadores y a los usuarios”.

Frente a esta actitud dijo que tal parece que la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA) “es más fuerte que el gobierno; lo ha demostrado durante varios sexenios y lo va a seguir demostrando si cumple con ese empeño”.

José Alfredo González reiteró que a la FTA le preocupa porque no hay ningún respeto a los derechos de los trabajadores y el mejor ejemplo está en los 20 casos que hay de familiares de choferes fallecidos que no les han pagado el apoyo convenido para gastos de defunción, además de otros asuntos a los que le dan largas.

Roberto Mora Márquez, secretario general del sindicato de operadores, ha insistido que acabe el viejo procedimiento de “hombre-camión” y en su lugar se tenga una empresa, con lo que todos saldrían ganando, en el caso de ellos porque su vínculo de trabajo sería con el órgano administrador; los concesionarios, que ya no tendrían que estar al pendiente que su vehículo esté en operación diariamente y de recibir la liquidación sino que en un día fijo por semana, quincena o mes recibirían los dividendos, en tanto los usuarios recibirían un mejor servicio.

En este juego de vencidas siempre han salido adelante los camioneros, por lo que no sería extraño que una vez más le pinten un violín a la FTA y al gobierno, aunque esto será si por enésima ocasión se dejan.