A sus cincuenta años de vida arribó, Lolita Salas Llaguno, motivo por el cual fue festejada con agradable celebración.
El festejo se llevó a cabo en un jardín privado ubicado al norte de la ciudad, donde la cumpleañera dio la bienvenida a sus familiares y amigos más cercanos, entre los que destacó la presencia de su papá, Don Carlos Salas, así como sus hijos, Jorge, Alejandra, Paulina y Enrique Obregón Salas, quienes la felicitaron y colmaron de bendiciones.
La celebración se prolongó por varias horas de la tarde, en medio de un ambiente muy emotivo donde los asistentes compartieron los alimentos, mientras disfrutaban la agradable convivencia que perduró de principio a fin.