Tras un operativo implementado por policías estatales, agentes ministeriales y policías preventivos, se logró frustrar una extorsión de la que estaba siendo víctima una familia originaria del estado de Veracruz.
Fue el lunes aproximadamente a las 13:00 horas, cuando policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, fueron informados que un hombre había reportado el secuestro de su hija.
Cuando los oficiales trataron de ubicar a esta persona, sus familiares les comentaron que ya se había retirado para depositar un dinero que le estaban exigiendo los secuestradores, a cambio de no lastimar a la hija.
Los policías preventivos presumieron que se trataba de una extorsión telefónica, por lo que mientras algunos de ellos se daban a la tarea de localizar a la mujer, otros oficiales se dirigieron a una tienda de conveniencia ubicada en la avenida Mahatma Gandhi y esquina con la calle Paraguay, en el fraccionamiento Las Américas, donde el hombre de 67 años iba a depositar el dinero que le estaban exigiendo.
Una vez que lograron ubicarlo, esta persona les comentó que era originario del estado de Veracruz y que el pasado fin de semana su hija Janeth, de 24 años, arribó a Aguascalientes para participar en una convención de la empresa donde trabajaba.
Sin embargo, el domingo pasado sus familiares comenzaron a recibir unas llamadas telefónicas donde les avisaban que la tenían secuestrada y estaban exigiendo un pago de 100 mil pesos a cambio de la libertad de la joven.
Debido a ello, el domingo pasado hicieron un depósito de 50 mil pesos en la ciudad de Tuxpan, Veracruz, de donde son originarios.
Pero debido a que seguían llamándole los supuestos secuestradores, se trasladó a una tienda de conveniencia para depositarles el dinero restante.
Una vez que los oficiales lo convencieron de que se trataba de una extorsión telefónica y le pidieron que ya no depositara más dinero, se procedió con la búsqueda de la joven, quien fue localizada por agentes ministeriales y policías estatales hospedada en un hotel ubicado en la calle Argentina, en el fraccionamiento Las Américas.
Posteriormente, a bordo de la patrulla 0618-B1, los policías preventivos trasladaron al afligido papá a reunirse con su hija.
Cabe destacar que la joven señaló que ella también recibió una llamada telefónica y mediante engaños fue obligada a abandonar el hotel donde estaba hospedada, ya que la amenazaron con matar a sus papás si no obedecía las instrucciones.