Tras un espectacular operativo policiaco fueron capturados cuatro sujetos que minutos antes habían intentado ingresar violentamente a un domicilio ubicado en el fraccionamiento Morelos.
A uno de los sospechosos le fue asegurada una pistola tipo escuadra de postas, con la que amenazaron “de muerte” a una persona del sexo masculino.
Quienes se encuentran sujetos a investigación en la Fiscalía General del Estado, son los sospechosos Rafael de Jesús y Armando, ambos de 21 años; César Armando, de 17 y Miguel Alejandro, de 26 años.
Los hechos se registraron el lunes por la mañana, cuando policías preventivos del Destacamento “Morelos” se encontraban realizando labores de vigilancia en calles del fraccionamiento Ojocaliente III.
En determinado momento, al circular por la calle Cerro de los Gallos se toparon con un automóvil VW Jetta, color rojo, con placas de Aguascalientes, que se desplazaba a alta velocidad y en sentido contrario a la circulación normal.
Cuando los tripulantes de la unidad automotriz detectaron la unidad policiaca tomaron una actitud evasiva, por lo que los policías preventivos decidieron darle alcance y le pidieron al conductor que detuviera la marcha.
Sin embargo los sospechosos desatendieron las indicaciones, por lo que se inició una persecución a la que se sumaron varias unidades de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes.
Tras el cerco policial, finalmente el coche VW Jetta fue interceptado sobre la calle Jaltomate casi esquina con la calle Chicalote, en el fraccionamiento Ojocaliente I, con apoyo de unidades de la Policía Preventiva del Destacamento “Terán Sur”.
De esta forma fueron sometidos y detenidos el conductor y sus tres acompañantes.
Al momento de que los oficiales registraron la unidad automotriz, encontraron en el asiento trasero una pistola tipo escuadra que resultó ser de postas.
Posteriormente, se descubrió que minutos antes, estos cuatro individuos habían llegado a una vivienda ubicada en el fraccionamiento Morelos, donde habían causado daños al portón con la finalidad de introducirse a la fuerza.
Pero al verse descubiertos, amenazaron a los propietarios de la vivienda con la pistola que llevaban consigo y enseguida se dieron a la fuga.