Productores de maíz sortean brotes de plagas. Uriel Romo Castañeda, presidente del Comité Sistema Producto Maíz, informó que se logró controlar la presencia de gusanos, pues si bien se han reportado algunas afectaciones, de momento no han recibido información de agricultores que se hayan visto obligados a rastrear sus cultivos ante la presencia de plagas; añadió que las plantas ya han crecido lo suficiente como para defenderse de las gusanos, por lo que ahora representan un riesgo menor.

Asimismo, indicó que después de la siembra empezaron a “dar guerra” el gusano cogollero, el gusano soldado y chapulines, los cuales se presentaron en diversas regiones del estado, pero con el apoyo del Comité Estatal de Sanidad Vegetal (Cesva) han llevado a cabo acciones para el monitoreo y control de las plantas, reduciendo las afectaciones de todos los brotes que se presentaron.

Romo Castañeda expresó que las siembras se cerraron desde el pasado 21 de julio, una fecha que es considerada tardía, esto, a consecuencia de que inició tarde el ciclo de las lluvias; añadió que ahora los agricultores deben auxiliar lo que se sembró, teniendo proyectado que las cosechas inicien los primeros días de noviembre, pues en su mayoría, se ha optado por sembrar variedades muy precoces.

“Ahorita estamos esperando una pausa en las condiciones climatológicas para poder entrar a atender los cultivos; además, en todo lo que son tierras de temporal hace falta entrar a escarbar para hacer los surcos y se pueda acumular el agua”, indicó.

Finalmente, el presidente del Comité Sistema Producto Maíz apuntó que mientras el temporal continúe húmedo, hay esperanza de que se registre una buena cosecha; “nada más hay que ver si luego el clima nos perdona, porque comienzan a entrar los frentes fríos, aunque se espera que las heladas más fuertes comiencen a presentarse a partir de la segunda quincena de octubre”.