Ya fue vinculado a proceso el individuo que estuvo a punto de asesinar a su esposa, tras agredirla con un cuchillo luego de que sostuvieron una riña en el interior de su domicilio ubicado en el Barrio de Guadalupe.
Al presumir que le había quitado la vida a su pareja, el agresor se lesionó intencionalmente en un intento por suicidarse y aunque permaneció varios días gravemente herido, logró sobrevivir y ahora tendrá que enfrentar la justicia terrenal.
Se trata de un individuo de nombre José, de 49 años de edad, a quien un Juez de Control y Juicio Oral Penal le dictó auto de vinculación a proceso por el delito de feminicidio en grado de tentativa y violencia familiar.
Tras valorar los elementos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, el juez determinó que había suficiente evidencia que acreditara dichos delitos, por lo que además de vincularlo a proceso le impuso la medida de prisión preventiva oficiosa y dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación.
Fue el pasado 22 de febrero cuando a las 21:50 horas, se reportó a los servicios de emergencia que en un domicilio ubicado en el Barrio de Guadalupe, se encontraban dos personas lesionadas por arma blanca.
Hasta el lugar de los hechos arribaron paramédicos y policías municipales, quienes encontraron a una mujer de nombre Olivia, de 49 años de edad, misma que presentaba siete heridas por arma blanca en la espalda.
Así mismo, fue localizado su esposo, el señor José, quien en esos momentos aún tenía clavado un cuchillo en el abdomen, por lo que ambos fueron trasladados en condición grave a recibir atención médica a un nosocomio.
Durante las investigaciones realizadas por elementos de la Comisaría de Policía Ministerial del Estado, se estableció que cada vez que José ingería bebidas embriagantes mostraba un comportamiento muy agresivo hacia su esposa.
Incluso, desde tres años anteriores había antecedentes de maltrato y violencia a la señora Olivia, siendo el caso que esa noche José la agredió con un cuchillo mientras ésta ya se encontraba recostada en su cama, luego de que minutos antes habían sostenido una discusión.
Fue el hijo de ambos, un menor de edad, quien se percató de lo ocurrido y llamó a los servicios de emergencias.