Un empresario fue sentenciado a  casi 8 años de prisión, por  el delito de defraudación fiscal por un monto superior a los 31 millones de pesos.

El procesado identificado como Juan, fue notificado de la sentencia condenatoria, en el CERESO para Varones “Aguascalientes” donde se encuentra recluido.

La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR informó que tras aportar los elementos de prueba suficientes por parte del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SCRPPA, el titular del Juzgado Primero de Distrito con sede en Aguascalientes, dictó sentencia condenatoria contra un hombre por los delitos de defraudación fiscal y defraudación fiscal equiparable.

Se le sentenció a 7 años y 6 meses de prisión, así como al pago de la reparación del daño que asciende a 31 millones 379 mil 179.88 pesos.

De acuerdo al expediente penal, el ahora sentenciado, en su carácter de accionista y administrador único de una empresa asentada en Aguascalientes, omitió el pago de contribuciones al Impuesto al Valor Agregado (IVA), por 24 millones 514 mil 984.20 pesos.

Se acreditó que dicha persona realizó actividades comerciales y recibió en sus cuentas bancarias, depósitos no declarados por 163 millones 433 mil 228.05 pesos.

Se estableció que Juan consignó ingresos acumulables menores a los realmente obtenidos o determinados conforme a las leyes, además de omitir el pago de las contribuciones correspondientes al Impuesto Sobre la Renta (ISR) a que estuvo obligado, de enero a diciembre del año 2009, por la cantidad de 6 millones, 864 mil 195.57 pesos.

Debido a ello, se acreditó que Juan afectó el bien jurídico protegido por la norma penal aplicable, como es el derecho del fisco a recaudar en la forma debida las cantidades correspondientes a los diversos tributos previstos por la ley.

¡Participa con tu opinión!