Juan Pablo Martínez Zúñiga

Este año que termina arrojó dos saldos importantes en cuanto a cine: 1.- Una cartelera local que le dio por fin bienvenida a una gama de estrenos diversa y heterogénea, multiplicando las opciones para los cinéfilos en conjunto con las opciones cada vez más variadas que proveen los servicios de streaming, su competencia más directa que ha probado su efectividad en cuanto a convocatoria y oferta de material cinematográfico de calidad, enfrascándose ambas en una pugna donde el espectador es el único ganador, y 2.- El cine mexicano continúa favoreciendo la producción de cintas banales con humor inane sin que aún se factoricen aspectos de riesgo en términos argumentales, yéndose a la segura tan solo para recuperar costos tal cual como ocurrió en los 80’s con aquellas sexycomedias de enorme aceptación popular, siendo aquellas más honestas y entretenidas que los clones en castellano de chickflicksgringos tienen a bien estrenar los productores mexicanos tratando de competir con la avalancha de bodrios a modo de franquicia con los que Hollywood suele atiborrar las salas. A pesar de ello, logran filtrarse proyectos de calidad que a continuación se presentan de forma seccionada, pues por fortuna cada género cinematográfico tuvo dignos representantes este año de turbulencia fílmica.

TERROR
“ESTACIÓN ZOMBI: TREN A BUSÁN”–Parecía que los muertos vivientes en cine ya entraban en su etapa de desgaste después de incontables películas y series televisivas que explotaron su popularidad hasta el sacio, pero esta producción surcoreana dirigida con vigor e ingenio por YeonSang-Ho insufló de vida a un subgénero prácticamente cadavérico como las amenazas que retrata gracias a una construcción de personajes creíbles, una técnica vistosa y elementos dramáticos bien manejados, amén de un clímax que sorprende al ahogar los gritos de terror con lágrimas de conmoción emocional.
“ESO” – Indudablemente este fue el año de Stephen King, pues además de otras adaptaciones estrenadas este año con niveles de calidad variante (“La Torre Oscura”, “El Juego de Gerald”, “1922”), la iteración fílmica de su libro favorito (en palabras del mismo King) trascendió al recibir la investidura del filme de horror más taquillero en la historia (698.1 millones de dólares toales), mérito ganado a pulso gracias al depurado guion de Chase Palmer y CaryFukunaga, la sólida dirección del argentino Andrés Muschietti, un reparto infantil que hace alquimia histriónica y uno de los monstruos más memorables de los últimos años.
“¡HUYE!” – El debutante JordanPeelecumplió tanto con crítica y taquilla mediante una hazaña que nadie hubiera siquiera imaginado: un thriller psicológico con ribetes de horror clásico y toques de humor negro sustentado en la etnia del personaje principal, un chico afroamericano interpretado muy bien por el novato Daniel Kaaluya quien debe sobrevivir a su novia y familiares caucásicos quienes anhelan, literalmente, meterse en su cuerpo. Una metáfora inteligente a modo de zeitgeist que triunfó por surgir en el momento adecuado y el punto cultural correcto.
“VORAZ” – Desde Francia nos llega una de las mejores producciones sobre antropofagia de los últimos años, destacada por su mesurada representación de la ingesta de carne humana que aquí funge como elemento de transición entre la niñez y la juventud de una adolescente que descubre su gusto por el canibalismo después de un accidente automovilístico. Su manejo del tema es casi poético gracias a la afortunada selección de la cuasi angelical GaranceManillier en el papel principal, quien hace ver el acto de ingerir a otros casi sensual.

DRAMA
“ANIMALES NOCTURNOS” – La exploración sobre una naturaleza humana atribulada por extravíos de identidad y optimismo socavado por un aferramiento al nihilismo como herramienta de supervivencia es cada vez más clara en el cine moderno, y esta cinta lo expone con finura mediante dos relatos que se desarrollan análogamente, uno real donde Amy Adams, una de las actrices contemporáneas más destacadas, enfrenta la soledad marital mediante la lectura de una novela en borrador que le envía su exmarido (JakeGyllenhaal), siendo éste la trama en paralelo contándonos en tiempo psicológico una historia de obsesión y muerte ¿Quién diría que un diseñador de modas como Tom Ford abandonaría las pasarelas para dirigir uno de los mejores filmes del año?
“MANCHESTER FRENTE AL MAR” – El aislamiento sensible producto de la tragedia es la tesis de esta cinta donde CaseyAffleck se revela como un excelente histrión interpretando a un hombre que desbarata su blindaje emocional al perder a su familia cuando debe cuidar al hijo adolescente de su hermano muerto. Grandes actuaciones definen esta cinta melancólica y demoledoramente humana.
“CAPITÁN FANTÁSTICO” –ViggoMortensen ofreció una de sus mejores actuaciones en esta película sobre un padre que aísla a sus hijos de la modernidad y los entrena para una vida de supervivencia e intelecto, instrucción puesta a prueba cuando su esposa fallece y deban viajar a la gran ciudad para el funeral. Componentes de comedia agridulce inteligente y una gran interacción entre el cuadro de actores hacen de ésta una cinta a ver sin falta.

CIENCIA FICCIÓN
“BLADE RUNNER 2049” – Sólo un director de probada sapiencia como Denis Villenueve pudo retomar un clásico intocable como “BladeRunner” y no solo salir avante en cuanto a plástica, construcción de personajes y desarrollo argumental, sino además aportar varios componentes a esta mitología futurista mediante reflexiones líricas sobre la identidad y el ser empleando seres humanos y sintéticos como conducto. Una experiencia visual y narrativa única.

AVENTURA / ACCIÓN
“BABY, EL APRENDIZ DEL CRIMEN” – Con este proyecto el director Edgar Wright cimentó su creatividad y talento mediante una historia fulgurante sobre un joven conductor de asaltos (HanselElgort) que sincroniza sus movimientos al volante con música. Un agudo sentido del humor y un despliegue prodigioso de montaje acústico y visual producen en esta cinta un sentido de excitación sensorial que ya quisiera cualquier “Rápido y Furioso”.
“MUJER MARAVILLA” – En la Era Trump y Marvel, resulta casi necesaria la presencia de proyectos cinematográficos que manifiesten equidad de género y qué mejor que este personaje que forma parte del Universo DC desde hace 75 años. Mas la cinta funciona no solo por estos elementos, sino además por una dirección muy eficaz de Patty Jenkins y una amazona correctísima en la imponente fisonomía y bella faz de Gal Gadot, quien imprime credibilidad a su rol. “Mujer Maravilla” es, hasta el momento, la cinta que mejor representa tanto a una superheroína en pantalla grande como la necesidad de valorar el talento femenino detrás de los procesos creativos en la industria hollywoodense, amén de frenar el Síndrome Weinstein.

CINE MEXICANO
“LAS HIJAS DE ABRIL” –Una muestra de cine piadoso nacional que centra su foco narrativo en un conflicto familiar filtrado por la mirada femenina con tal fuerza dramática que nos hace recordar el por qué su protagonista Emma Suarez es tan valorada en Europa. El joven cineasta Michel Franco va labrando una carrera de gran interés y este filme es un notable aporte por su fortaleza argumental y honesta presentación de la femineidad.
“VUELVEN” – La ecuación “fantasía + cruda realidad” parecía funcionar sólo si la resolvían directores como Guillermo del Toro, pero la intuitiva y creativa Issa López logra generar un valioso aporte al respecto con esta fábula urbana donde la perspectiva infantil es crucial para revelar los oscuros y crueles entretelones de la vida en los barrios desfavorecidos de la gran ciudad, dimensionada simbólicamente con espectros, tizas mágicas y líneas que definen quién vive y muere. A pesar de ciertos baches narrativos, éste proyecto pone muestra sobre cómo realizar cine de género sensible y agudo en nuestro país.

Correo: [email protected]

¡Participa con tu opinión!