Lo mejor de la corrida, el homenaje póstumo al maestro Miguel Espinosa “Armillita Chico”

Por FRANCISCO VARGAS M.

Por el cartel confeccionado y ese merecido homenaje póstumo al maestro Miguel Espinosa “Armillita Chico” todo indicaba que se iba a vivir una tarde triunfal en lo que fue la Octava Corrida del Serial Taurino 2018, sin embargo no fue así ya que la materia prima de la ganadería de San Miguel de Mimiahuápam no dio ninguna opción para los matadores Julián López “El Juli”, Juan Pablo Sánchez y Fermín Espinosa “Armillita IV”, quienes estuvieron con enorme voluntad y actitud por salvar la soporífera tarde, al igual que el rejoneador Luis Pimentel que abrió las hostilidades, ante el descastado encierro de la dehesa guanajuatense, que mucho quedó a deber a los aficionados que hicieron una magnífica entrada, al ocupar más de tres cuartos de la Plaza Monumental; quienes al final todos salieron decepcionados de este festejo que queda para el olvido.
Con gran ambiente, realizado el paseíllo multicolor, la empresa Espectáculos Taurinos de México, que encabeza el licenciado don Albero Bailleres y por iniciativa del mismo, tuvo para bien rendir un homenaje al maestro y figura del toreo Miguel Espinosa “Armillita Chico”, develando un busto fundido en bronce patinado sobre mármol, del torero del “Natural sobre Natural, obra del escultor Ariel de la Peña; siendo los encargados de la develación el empresario y ganadero Juan Pablo Bailleres así como el matador de toros y ganadero Fermín Espinosa Menéndez; atestiguando la ceremonia los matadores participantes, pasando enseguida al desarrollo del festejo del cual no hay mucho por destacar.
Como lo apuntamos, se jugó un encierro de la ganadería de San Miguel de Mimiahuápam, llevando todos nombres alusivos al homenajeado. Poco castigado en varas, deslucido en términos generales desfondándose la mayoría en el último tercio. Primero para rejones con recorrido sin complicaciones. En lo que toca a lidia ordinaria, Primero noble y fijo faltándole un punto de casta; segundo, medido de fuerza; tercero, soso y deslucido fuerza medida; cuarto, descompasado, remiso, soso y manso; quinto deslucido y descastado, pitos en el arrastre; y sexto igual que sus hermanos sin raza.

LUIS PIMENTEL (Rejoneador)
Montando a “Nuncio” recibió a “Torero de Dinastía”, lo recibió a porta-gayola dejando rejones de castigo, siendo en el segundo de ellos cuando el toro le pega una cornada en el anca derecha a la cabalgadura. Con “Curro” otro rejón de castigo mientras que con “Nopal” se vio por momentos fuera de sitio dejando banderillas al quiebro siendo la mejor la segunda. Arriba de “Gallito” colocó banderilla haciendo lo propio arriba de “Zapata” clavando al violín y tres cortas. Con “Cavazos” dejó rejón de muerte que no hizo efectos, pinchazo hondo en el segundo y cuatro golpes de descabello para división.

JULIÁN LÓPEZ “EL JULI” (Sangre de Toro y Oro)
“Armillita Artista”, lo lanceó con verónicas jugando los brazos con armonía y media torera. Por bajo con suavidad inició su labor muleteril continuando por el derecho ante un astado que le costaba embestir, pulsando al toro de fuerza medida. Series por el derecho dándole la distancia y altura correcta intercalando adornos como pase del desdén, escuchando una diana. Estocada entera un tanto trasera y desprendida siendo ovacionado saliendo al tercio.
Su segundo “Cofrade Begoño” breve con capa siendo mejor sus dos medias muy toreras. Al ver que el toro no estaba sobrado de fuerza inició por alto, logrando sólo pases asilados debido a la sosería y mansedumbre del astado, por lo que optó por abreviar dejando una estocada que no surtió efectos, terminado al tercer golpe de descabello.

JUAN PABLO SÁNCHEZ (Rosa y Oro)
“Sonrisa Franca”, abriendo compás trazó sedeñas verónicas cerrando con revolera. Con doblones comenzó su labor muleteril rodando el toro a la arena. Se lo llevó a los medios siendo en ese terreno donde trazó series por el derecho sin exigirle al soso y débil toro, logrando pases lentos y templados por el mismo pitón mismos que le fueron jaleados, sin faltar el desplante; optando por ir tras la espada pinchando al primer viaje, dejando en el otro una estocada caída finiquitando con un golpe de descabello, labor que fue reconocida con palmas.
Su segundo fue “Eternos Naturales” con el cual nada pudo hacer con capa, mientras que con muleta teniendo un toro que le costaba embestir y cuando lo hacía era con deslucimiento, extrajo pases aislados por demás meritorios. Estocada entera poco caída, y cinco golpes de descabello para retirarse en silencio no así los restos del toro, que escuchó fuertes pitos en el arrastre.

FERMÍN ESPINOSA “ARMILLITA IV” (Tabaco y Oro)
Con verónicas recibió a “Torero Grande” mismo que una vez que se cubrió los dos primeros tercios de la lidia, mirando al cielo brindó a su querido tío Miguel Espinosa. Inició con pases muy suaves estando con mucha voluntad y disposición ante un toro deslucido que careció de transmisión ante la desesperación de un sector del público. Estocada casi entera recibiendo palmas de aliento.
“Mike” cierra plaza con capa se abrió con lances a la verónica meciéndose, jugando los brazos recreándose en cada uno de ellos, rematando de manera muy torera escuchando una diana desde las alturas, quitando por navarras de manera vistosa. Cuando todo indicaba que iba ser el toro y la faena esperada del festejo todo se diluyó al llegar el toro totalmente mermando de fuerza, sacando pases con mucha voluntad siendo los últimos de ellos ayudados por el izquierdo. De pinchazo y estocada mandó al destazadero al deslucido astado, escuchando palmas el menor de la gran Dinastía Armillita, terminando de esta manera esta corrida que no pasará a la historia. (pacovargas_@hotmail.com)

¡Participa con tu opinión!