José de Jesús López de Lara

Una impresionante movilización policiaca se registró el sábado por la madrugada en el fraccionamiento Ojocaliente I, después de que un hombre fue ejecutado a balazos casi frente a la parroquia de Jesús, María y José.
La víctima fue identificada como Jorge Luis, alias “El Gory”, de 31 años, quien vivió en el mismo fraccionamiento Ojocaliente I.
Fue ejecutado de cinco balazos en la espalda por unos sicarios que escaparon en un automóvil Nissan March, color rojo, del cual se desconocen mayores características.
Este asesinato se registró aproximadamente a las 00:55 horas, sobre la calle Buenavista, en su cruce con la avenida Ojocaliente y la calle Palo Alto, en el fraccionamiento Ojocaliente I.
El cadáver de Jorge Luis, alias “El Gory”, quedó tirado boca abajo, sobre la calle Buenavista.
Hasta la escena del crimen arribaron policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” en las unidades 0004-B1 y 0017-B1, además de agentes del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) y del Grupo Fuerza de Tarea de la SSPM, así como una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
En el lugar fue encontrado tirado boca abajo, justo sobre unos “topes”, un hombre de complexión robusta, que vestía una playera en color blanco, un short rojo y con sandalias, que presentaba varios impactos de bala en la espalda. Al momento de que paramédicos lo valoraron, confirmaron que ya había muerto.
Posteriormente, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo a las investigaciones realizadas en el lugar de la ejecución, Jorge Luis, alias “El Gory”, llegó a bordo de una camioneta Chrysler Pacífica, color azul y placas de circulación AFS-1502 de Aguascalientes, a un puesto de hamburguesas ubicado sobre la calle Buenavista, a la altura del templo Jesús, María y José.
Al llegar a la altura de unos “topes”, entre la avenida Ojocaliente y la calle Palo Alto, detuvo la marcha de la camioneta y se dispuso a bajar.
En ese momento se le emparejó un automóvil Nissan March, color rojo, con placas de circulación de Aguascalientes, desde donde un sujeto tipo “cholo”, que vestía una playera en color blanco y cachucha roja, comenzó a dispararle varias veces con una pistola tipo escuadra.
Al percatarse de la agresión, Jorge Luis trató de correr para protegerse, pero fue herido en la espalda y cayó al suelo boca abajo, donde murió momentos más tarde.
Mientras tanto los sicarios escaparon en el coche Nissan March sobre la misma calle Buenavista con dirección de poniente a oriente, sin que pudieran ser detenidos.
Cabe destacar que la víctima presentaba cinco impactos de bala en la espalda, mientras que en la escena del crimen se localizaron siete casquillos percutidos y dos ojivas calibre 40 mm.

¡Participa con tu opinión!