Por Rubén Torres Cruz

Un sujeto que había sido reportado como desaparecido desde hace diez días, fue encontrado sin vida y en avanzado estado de descomposición, cuyo cadáver estaba embolsado en el interior de un domicilio que era utilizado como picadero, de acuerdo a vecinos de la zona.
Los hechos del crimen se registraron al interior de un negocio ubicado en la calle Rancho San Antonio, en el fraccionamiento Paseos de San Antonio, hasta donde se movilizaron elementos de la Policía Municipal. Al llegar los preventivos fueron informados que al occiso no se le veía desde hace varios días. El cuerpo de quien en vida llevara el nombre de Daniel, de 30 años de edad, se encontraba en estado de putrefacción como se señaló.
De acuerdo a la versión de las autoridades, se trata de una ejecución, presumiblemente por ajuste de cuentas.