Agentes de la Policía Estatal capturaron anoche en la Puerta de Acceso Norte, ubicada en el municipio de Cosío, a un peligroso sicario que confesó estar implicado en 9 ejecuciones.
Entre sus víctimas, se encuentran tres hombres originarios del municipio de Rincón de Romos, Aguascalientes, que aparecieron ejecutados en el mes de octubre del 2016 en Tierra Blanca, Zacatecas.
El sospechoso de estar involucrado en la serie de ejecuciones fue identificado como Jorge Alberto.
Fue aproximadamente a las 21:00 horas del miércoles, cuando los policías estatales lo capturaron al momento en que pretendía ingresar a Aguascalientes, procedente del estado de Zacatecas, a bordo de un automóvil deportivo marca Ferrari.
A este individuo le fue asegurada una pistola tipo escuadra calibre 9mm.
Tras el interrogatorio al que fue sometido por los policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, confesó su participación en 9 ejecuciones registradas en Ojuelos, Jalisco; Guadalupe, Ojocaliente y Loreto, Zacatecas.
Manifestó trabajar como “sicario” y que había sido integrante de cuatro grupos diferentes de la delincuencia organizada. Su trabajo consistía en ejecutar a los integrantes de otras células antagónicas.
De igual forma, comentó que actualmente era miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
Jorge Alberto, confesó que de las 9 ejecuciones en que está involucrado, él fue el autor material de seis asesinatos. Todas las víctimas, dijo, eran distribuidores de droga.
Entre las ejecuciones que confesó se encuentran las de tres personas originarias del municipio de Rincón de Romos, Aguascalientes.
Las víctimas identificadas como Víctor, alias “El Vic”; Felipe, alias “El Felipe” y Víctor, alias “El Tito”, sufrieron un “levantón” por parte de integrantes de un grupo de la delincuencia organizada, en el municipio de Rincón de Romos.
Posteriormente los llevaron al municipio de Loreto, Zacatecas, donde él mismo los ejecutó de varios balazos.
Fue en el mes de octubre del 2016, cuando los cadáveres de estas tres personas fueron localizadas en un camino de terracería que va del municipio de Luis Moya, Zacatecas al poblado de El Tepetate, a la altura del Ejido El Coyote, en Tierra Blanca.
Los tres habitantes de Rincón de Romos presentaban varios impactos de bala en el tórax y en la cabeza. En la escena de la ejecución, agentes de la PGJE de Zacatecas localizaron varios casquillos percutidos calibre 9mm.
De igual forma, participó en otras dos ejecuciones en el municipio de Ojuelos, Jalisco y una más en el municipio de Ojocaliente, Zacatecas.
Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, el sospechoso fue trasladado al edificio de la Dirección de Atención Especializada de la FGE, donde quedó bajo custodia de agentes del Grupo Homicidios y Grupo Antisecuestros de la PME.