Municipales salvan a Érik Iván, antes de que cometiera un error mortal. Los uniformados recibieron un reporte de una mujer que se identificó como Mireya, la noche del lunes, de 50 años, que su yerno de 38 años de edad planeaba quitarse la vida, al colgarse de un mecate que amarró a su cuello de un extremo y del otro a una escalera que comunicaba al segundo piso.
Los uniformados arribaron justo cuando el individuo se encontraba al borde de la vida y el vacío de la muerte, por lo que descolgaron al próximo suicida y le proporcionaron primeros auxilios, para que posteriormente arribaran los paramédicos y tras estabilizarlo, lo trasladaran a la Clínica 1 del IMSS.

¡Participa con tu opinión!