De un balazo en el abdomen resultó lesionado un adolescente de 14 años, después de que lo atacó otro niño de 13 años con quien estaba jugando a las canicas.
Aparentemente, el móvil de la agresión fue porque el ahora lesionado se negaba a seguir con el juego y en el que estaban apostando dinero.
Los sangrientos hechos se registraron el domingo a las 14:10 horas, en la calle Coral y esquina con la calle Diamante, en el poblado de Norias de Ojocaliente, hasta donde llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y agentes del Grupo Homicidios de la PME, así como ambulancias de la Coordinación Municipal de Protección Civil y del ISSEA.
Los paramédicos atendieron a un jovencito de 14 años que presentaba un balazo en el abdomen, por lo que fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo.
El agresor fue otro jovencito de 13 años apodado “El Cobi”, quien escapó corriendo hacia el monte y aunque se implementó un operativo por la zona no pudo ser localizado ni detenido.
Se estableció que minutos antes, tanto víctima como agresor se encontraban jugando a las canicas pero al mismo tiempo estaban apostando dinero. Es el caso que cuando el adolescente de 14 años iba perdiendo, se negó a continuar con el juego.
Lo anterior molestó a “El Cobi”, quien sacó de entre sus ropas un revólver calibre .22 y le disparó en una ocasión, lesionándolo en el abdomen.