José de Jesús López de Lara

Espantosa muerte encontró un hombre al ser atropellado por un tráiler.
La tragedia se registró el domingo por la mañana, en la avenida Siglo XXI Oriente y cruce con la calle Paula de Jesús Jiménez Yáñez, a la altura del fraccionamiento Cumbres III.
Tras el accidente, el chofer del tráiler se dio a la fuga y minutos después la pesada unidad fue localizada abandonada.
Debido a que la víctima no llevaba ninguna identificación, su cadáver fue trasladado al Semefo, donde quedó depositado en calidad de desconocido.
Se trata de una persona del sexo masculino, de entre 55 a 60 años, que vestía una camisa color blanco, un pantalón de mezclilla azul y zapatos negros.
Esta persona aparentemente trató de cruzar sin precaución los carriles de circulación de sur a norte de la avenida Siglo XXI Oriente.
En esa misma dirección circulaba un tráiler marca Kenworth, color verde, con placas de circulación 623-DR-2 del SPF, que llevaba un remolque tipo caja seca color blanco, con matrícula 91TX-4M del SPF.
El tráiler se desplazaba en aparentes condiciones normales por el carril derecho y al momento en que el chofer se percató de la presencia del peatón trató de esquivarlo, pero terminó aplastándolo con las llantas traseras del lado derecho del remolque.
Tras el accidente el chofer se dio a la fuga y más adelante dejó abandonado el tráiler sobre la lateral de la misma avenida Siglo XXI.
Al momento del atropello pasaba por el lugar la patrulla AG832A1 de la Policía Estatal, cuyo oficial al observar al hombre tirado sobre el piso, de inmediato detuvo la marcha para protegerlo y evitar que algún otro vehículo lo atropellara.
Instantes después llegaron policías viales y la ambulancia UE-58 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, cuyos paramédicos confirmaron la muerte del desconocido.
Tras un operativo implementado por policías viales y policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, lograron localizar el tráiler que se vio involucrado en el accidente.
A simple vista, en las llantas del remolque se detectaron restos de masa encefálica, cuero cabelludo y sangre.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar del atropello los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.