Tanto policías estatales como policías preventivos de Aguascalientes se encuentran alertas, luego de que desde el pasado martes por la tarde y durante todo el miércoles, comenzaron a recibir amenazas vía telefónica al C-4, donde se les avisa que en las próximas horas van a matar a varios de ellos.

Aunque pudiera tratarse de una broma de mal gusto de parte de un desquiciado que quiere aprovecharse de la situación para obtener sus 5 minutos de fama, se ha pedido a policías preventivos de Aguascalientes como policías estatales, que se mantengan alertas ante cualquier situación extraña.

La Fiscalía General del Estado por su parte, informó que hasta el momento ningún policía ministerial o agente del Ministerio Público, ha recibido amenazas relacionadas con su trabajo.