Nueve de los dieciocho ex candidatos del PVEM en Aguascalientes iniciaron un procedimiento ante su dirigencia nacional y la Comisión Nacional de Honor y Justicia, para proceder al saneamiento local de su partido y que se destituya e investigue a su presidente, Sergio Augusto López Ramírez, por haber vendido información a otras fuerzas políticas por 14 millones de pesos y por falsificación de firmas en documentos oficiales.
Raúl Ruiz Dondiego, Rosa Palacios Acosta, Óscar Ramírez Ávila y Brenda Rodríguez Armendáriz, ex candidatos de los distritos electorales III, XII, X y XVII, respectivamente, ofrecieron una rueda de prensa para hacer una denuncia de hechos para avanzar en la renovación del PVEM y hacen responsable a López Ramírez si algo les pasa a ellos en lo físico, económico, político o social, pero no han presentado denuncia judicial en su contra.
Advirtieron que en el proceso electoral 2018, el dirigente Sergio López prometió muchas cosas a los candidatos y no las cumplió, lo peor es que acosó, los usó, los defraudó y los dañó en sus aspiraciones políticas y morales, no se les apoyó con prerrogativas para gastos de campaña y también pusieron en duda que las facturas entregadas al INE para comprobación de gastos sean reales.
Asimismo señalaron que se les presionó desde su dirigencia estatal para que disminuyeran el ritmo de trabajo de campaña, porque él ya había hecho un compromiso con otros partidos políticos. “Se nos abandonó de modo económico y político, al inicio apoyaba con 2 mil pesos de gasolina semanal, al final se les dejó y los gastos de la propaganda debieron ser liquidadas por los propios candidatos”.
De los casi 25 mil votos conquistados en la elección 2018, un total de 17 mil 500 están representados por los nueve ex candidatos rebeldes a la situación que aqueja dentro del Partido Verde en Aguascalientes y en particular con su dirigente local y sus colaboradores.
En un tono molesto, Raúl Ruiz Dondiego aseveró que tras doce años de controlar al PVEM, Sergio Augusto López se conduce como un jeque, con lujos y actitudes desproporcionadas, además se ha comprobado que se falsificaron firmas en documentos de la autoridad laboral, se autoimpuso como candidato plurinominal en primera posición y ojalá que el Tribunal Electoral regional confirme que se le haya quitado.
Aseveró que el dirigente que debe ser removido les prometió a los candidatos que obtuvieran los mejores resultados un automóvil Mercedes Benz 2018 y que dejaría la presidencia local del PVEM; al segundo una motocicleta y al tercero un viaje a la playa con gastos pagados.
Raúl Ruiz reconoció que Sergio Augusto ahora le acusa que se robo un vehículo que se entregó frente a los ex candidatos. Hasta ahora los ex candidatos no han presentado demanda judicial por los hechos denunciados como la firma de documentos oficiales.

Responde Lozano a las denuncias de ex candidatos

Luego de la rueda de prensa de los ex candidatos del PVEM, César Lozano Herrera envió un boletín de prensa a los medios locales. En el documento, el vocero del PVEM afirmó que su partido está más unido que nunca y que se desconoce en todo momento lo dicho por Raúl Ruiz Dondiego, Rosy Palacios, Óscar Ramírez y Brenda Armendáriz, personas a quienes se les dio la oportunidad de ser candidatos a diputados locales en la contienda electoral pasada. Asimismo, el comunicado aclara que tampoco se prometieron regalos a los que resultaran con mayor votación, ni mucho menos se vendieron candidaturas como lo afirmaron los inconformes. Finalmente, puntualizó que, dado que los quejosos no son militantes del Partido Verde, por lo tanto no pueden aspirar a ser dirigentes.