Los comercios no han hecho agua con las lluvias, aseguró Alfonso Linares Medina, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro (Acocen), pues las ventas no han descendido en el primer cuadro de la ciudad, a pesar de las copiosas precipitaciones pluviales registradas en los últimos días, ni los comerciantes se han vista perjudicados económicamente, pues no han reportado pérdidas en sus inventarios a causa de las inundaciones.
No obstante, instó a los mercaderes a no confiarse y emprender las reparaciones que sean necesarias en sus establecimientos para evitar que las goteras dañen su mercancía durante esta temporada; asimismo, recomendó redoblar las labores preventivas, como cerrar puertas y ventanas, además de verificar el buen estado de los guardapolvos para evitar filtraciones de agua.
Alfonso Linares informó que ningún miembro de la asociación le ha reportado daños en su mercancía, si bien, en algunos negocios localizados sobre la avenida Adolfo López Mateos se infiltró el agua por los elevados niveles que alcanzó, particularmente con la tromba del pasado martes, cuando algunos establecimientos tuvieron que cerrar más temprano, esto, a causa de los fallos en el suministro de energía eléctrica.
Subrayó que para los mercaderes lo más importante es que a pesar de las lluvias, la afluencia de personas en el Centro Histórico no disminuye, en consecuencia las ventas se mantienen dentro de los parámetros normales; sin embargo, recomendó a las personas que acudan a este punto ir bien preparados, con paraguas, botas e impermeable.
Finalmente, el presidente de la Acocen lamentó que el drenaje pluvial no funcione de manera óptima debido a que la ciudadanía arroja sus desechos en la vía pública, en consecuencia algunas alcantarillas y caimanes se tapan y eso ha traído como consecuencia las inundaciones en varias vialidades del primer cuadro de la ciudad, particularmente en la avenida Adolfo López Mateos.