En la delegación estatal del IMSS se ha iniciado la distribución de Cartillas de la Mujer Embarazada, con el propósito de prevenir embarazos de alto riesgo y promover los cuidados que pueden evitar complicaciones durante la gestación, el parto y el puerperio.
Este documento constituye una guía para prevenir y detectar factores de riesgo que afectan a la madre o al bebé; como infecciones, sangrados, preeclampsia-eclampsia, VIH y sífilis, precisó el coordinador de Prevención y Atención a la Salud, doctor Antonio Hernández Jiménez.
Invitó a las mujeres en edad reproductiva a solicitarla. La nueva cartilla permite al médico y a la paciente llevar un control de la evolución del embarazo y detectar oportunamente cualquier irregularidad. Ahí se detallan las principales señales de alerta que se deben reportar al médico de manera inmediata, así como las recomendaciones para prevenirlas.
Incluye información sobre alimentación, higiene y ejercicio durante el embarazo; cómo identificar el trabajo de parto, cómo acudir al hospital, qué esperar durante la atención del nacimiento del bebé, el contacto inmediato “piel a piel” que pueden tener con su bebé y los cuidados posteriores al parto o cesárea.
El también epidemiólogo dijo que es muy importante que las mujeres conozcan sus derechos, expresen sus dudas, emociones, necesidades y expectativas sobre el embarazo y posteriores al parto o cesárea. Que participen libremente en las decisiones para su atención y otorguen, o no, su consentimiento informado.
La cartilla facilita el registro de datos sobre aplicación de vacunas, consultas, semanas de gestación, peso, presión arterial, latidos fetales, hinchazón de cara y manos, proteínas en orina y otros procedimientos; orientación sobre planificación familiar, preparativos para la lactancia y técnicas de amamantamiento, por citar algunos.