La gracia del bautismo fue otorgada a los hermanitos, Luca y Luciana Rodríguez Mendoza. Quienes los llevaron a la pila bautismal de la parroquia Nuestra Señora de la Soledad fueron sus papás: José Israel Rodríguez García y Lusciola Mendoza Díaz.
Asimismo, cada uno de los pequeños contó con la grata compañía de su respectiva madrina, correspondiendo a María del Rocío Rodríguez apadrinar a Luca, mientras que Luciana tuvo como madrina a Mayra Mendoza.
Al final, la familia Rodríguez Mendoza se reunió en amena y privada celebración para festejar el bautizo de ambos pequeñitos.

¡Participa con tu opinión!

Compartir
Artículo anteriorContrajeron nupcias
Artículo siguienteBella quinceañera