GUADALAJARA, Jalisco.- Chamín Correa, Rey del Requinto, falleció ayer luego de complicaciones por una neumonía que lo mantuvo hospitalizado sus últimos días.
A los 88 años, de acuerdo con su hijo Manolo, el músico se fue en paz, tranquilo y acompañado de su familia.
«Tuvo una neumonía hace como mes y medio y pues ahora fue un paro cardiorrespiratorio. Es muy triste, pero lo que nosotros decimos es que mi papá no se va porque su música se queda», señaló Manolo vía telefónica.
El músico, director artístico de Discos Polygram en los años 80, realizó arreglos y produjo álbumes de bolero para figuras como Carlos y Aída Cuevas, Luis Miguel, Enrique Guzmán, Tania Libertad, Eugenia León, Julio Iglesias, Gloria Estefan y Rocío Dúrcal.
Grabó en 1967 con Los Tres Caballeros canciones como «La Barca» y «El Reloj», y ganó con Carlos Cuevas en 1990 el concurso de la OTI con «Un Bolero». Además, tenía su propia marca de guitarras.
«Se nos fue uno de los más grandes requintistas del mundo entero, hacedor de grandes estrellas», dijo Carlos Cuevas en un video.
Lo último de su carrera fue el disco Acústicos, que produjo para su hijo Manolo, precisamente.
«Hace tiempo estaba enfermo, incluso nos quisieron contratar para un evento juntos, pero no se pudo. Hice dos discos en mi vida con él y son los que más me gustan. Es una pena su partida», añadió Dulce, vía telefónica.
La cantante le rendirá tributo el 14 de febrero, en su concierto del Lunario del Auditorio Nacional. (Omar Cabrera/Agencia Reforma)