Una buena nueva para los tenderos: ya pagan menos electricidad, según Antonio Hernández Esparza, presidente de la Asociación de Abarroteros y Pequeños Comerciantes, el presente año las tarifas al sector comercio se han reducido entre un 30 y 40%, porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizó un cambio para determinar el cobro en el consumo de energía eléctrica de los abarroteros.
Detalló que hasta el año pasado, el servicio resultaba oneroso para los miembros del gremio, esto, porque les cobraban por rangos y no por kilowatts, por ello les facturaban con base a la tarifa de alto consumo, que resulta la más elevada; añadió que la CFE realizó ajustes para que los costos estén basados en la producción y distribución del servicio.
Antonio Hernández reconoció que luego de que la Comisión Federal de Electricidad aprobó a finales del año pasado que las tarifas fueran modificadas, los abarroteros han comenzado a pagar menos por el uso de la energía, lo cual ha sido un aliciente para el gremio, al ser uno de los gastos fijos más fuertes que tienen.
De esta manera, mientras anteriormente les llegaban recibos de 2 mil pesos por cada refrigerador que tienen en sus negocios, éstos bajaron a aproximadamente 1,200 pesos, así, “los tenderos que cuenta con dos refrigeradores anteriormente pagaba alrededor de cuatro mil pesos, sin embargo a partir de este año las tarifas de la energía eléctrica bajaron entre un 30 y 40%, por lo que ahora los recibos les llegan de dos mil pesos”.
Finalmente, el presidente de la Asociación de Abarroteros y Pequeños Comerciantes indicó que la electricidad es de vital importancia para el negocio, pues la tienda de abarrotes más pequeña debe contar con dos refrigeradores, aunque hay tienditas que tienen cuatro, ocho y hasta 10.