Ulises Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 23-Jun-2018 .-México podría recurrir al Fair Play o incluso a un sorteo para meterse a Octavos del Mundial.

El Grupo F de Rusia 2018 tiene la posibilidad de terminar con un triple empate en puntos y diferencia de goles (6 puntos y +1) entre el Tricolor, Suecia y Alemania.

Esta situación se puede dar sólo si México pierde por diferencia de un gol ante los vikingos (si gana o empata clasifica), y los germanos se imponen también con un gol más que Corea del Sur (si lo hacen por más, echan al Tri).

Si los resultados en ambos juegos son 1-0 el terna quedará con 3 dianas a favor y 2 en contra; si el marcador dicta el 2-1 tanto en Ekaterimburgo como en Kazán, dichos rubros quedan 4 y 3; y si el 3-2 impera en los dos duelos, quedarán 5 y 4.

Para el desempate ya no se toman en cuenta los juegos ante los coreanos y sólo se consideran las estadísticas que involucra a los tres equipos con empate en números, que definiría los boletos de acuerdo a la mayor cantidad de goles.

Por eso, si México llega a perder, le conviene hacerlo anotando la mayor cantidad de goles, de preferencia de dos tantos en adelante (3-2, 4-3 o 5-4) ya que así superará los goles directos con Alemania.

Si se llega a igualar tanto en goles a favor como en contra, se aplicará el criterio del juego limpio, el cual califica las amonestaciones y expulsiones obtenidas en la Fase de Grupos. De momento el Tri tiene dos tarjetas amarillas (-2 puntos) y los alemanes tres amarillas y una roja (-6 puntos).

El último criterio de desempate, como marcan las reglas de FIFA, sería un sorteo entre los dos equipos involucrados.

En caso de que los marcadores no sean los mismos, pero sí por diferencia de un gol, a los verdes les conviene marcar más veces que a los germanos para así pasar gracias a la mayor cantidad de tantos conseguidos.

Por ejemplo: si México cae 2-1 ante Suecia y la Mannschaft gana 1-0, el empate en puntos y diferencia de goles no cambia, lo que sí es que el Tri terminará con cuatro goles a favor, al igual que los escandinavos y solo tres de los alemanes, siendo éstos los eliminados.

Pero si el Tri cae 1-0 y los pupilos de Joachim Löw ganan 2-1, el equipo nacional se queda con cuatro tantos, al igual que los suecos, y cinco de los alemanes. Así pasarían los actuales campeones del mundo y vikingos, quienes se favorecerían de su resultado directo ante los verdes para estar en Octavos.