El titular de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, señaló que tras la liberación de 38 productos con cannabis y sus derivados, se lanzará una campaña de concientización en redes sociales sobre el uso adecuado y sus repercusiones a la salud, en especial en población infantil.

“Se presentarán detalles científicos y médicos relacionados con este tipo de plantas. Los productos no causan efectos psicoactivos, y estarán disponibles en el mercado mexicano a partir de enero; se contará con una liga para presentar los productos autorizados por la Cofepris”.

En esta primera entrega de autorizaciones se encuentran 21 suplementos alimenticios, nueve cosméticos, seis de alimentos y dos de materia prima. Algunos suplementos alimenticios coadyuvarán al tratamiento de pacientes diagnosticados con epilepsia, artritis, estrés y ansiedad.

Además, servirán como relajantes, analgésicos y para el tratamiento de falta de sueño; otros son bálsamos y cremas que podrán ser utilizados para uso tópico para padecimientos específicos.

Destacó que se considera un gran avance, ya que por más de 90 años estuvo prohibido su uso en el país. Ahora con las nuevas modificaciones a la Ley General de Salud, pueden ser usados para uso científico, médico e industrial.