Aguascalientes tiene mil doscientos nuevos profesionistas; son parte del 16% de la población adulta de México que cuenta con una licenciatura terminada y deben ejercer en todo momento en beneficio de su comunidad.

Así lo señaló ayer el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Javier Avelar González, al encabezar la ceremonia de entrega de los títulos que acreditan la conclusión de sus estudios y que los ubican como integrantes de un grupo privilegiado en nuestro país.

En mensaje durante el evento efectuado ante directivos y docentes universitarios, padres de familia y egresados de la Máxima Casa de Estudios, llamó a asumir el compromiso especial que tienen con su país y especialmente con la sociedad que contribuyó significativamente para que culminaran sus estudios.

Es a la sociedad, reiteró, a donde deben enfocar el ejercicio de los conocimientos y habilidades adquiridos, pues si bien el logro es mayoritariamente suyo, el objetivo pudo ser cumplido gracias al apoyo, confianza y respaldo de la sociedad, al ser egresados de una universidad pública. Desde sus padres y familiares, docentes y administrativos de la institución, hasta el gran número de ciudadanos que colaboraron para que pudieran asistir a la Universidad, agregó el rector Avelar González.

En ese sentido, los convocó a seguir adelante y sumarse al 1% de los mexicanos que actualmente cuentan con maestría y doctorado, y reconocerse como un grupo privilegiado de jóvenes que además han adquirido una responsabilidad profesional, ética y social, más alta que la exigida a quienes no tuvieron el beneficio de la educación.

El rector de la UAA les invitó a recordar siempre la esencia y el precepto del lema universitario: “Ser luz que ilumine”, pues cuentan con una formación para ser los ciudadanos que hagan la diferencia y permitan mejorar los escenarios actuales del país.

Durante la ceremonia se entregaron también reconocimientos especiales a los estudiantes de cada carrera con mejor desempeño dentro de su generación, quienes son ejemplo de que la dedicación y la perseverancia son elementos que permiten alcanzar la excelencia.