Llegan a la edad soñada

Visiblemente felices, las hermanas Jazmín Adilene y Jaziri Valeria Zermeño Montoya manifestaron su gratitud a Dios, por quince años de feliz existencia.
La ceremonia fue enmarcada por la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, donde las jóvenes contaron con la presencia de sus orgullosos papás, Juan Manuel Zermeño y Cynthia Montoya, así como de sus madrinas, Isabel Gómez y Maricela Zermeño.
Después de la santa misa, la familia Zermeño Montoya ofreció agradable festejo en honor a las quinceañeras, quienes disfrutaron excepcional velada en compañía de sus seres queridos.