El flujo migratorio encarece el mercado inmobiliario, señaló Mario Santamaría Orozco, presidente estatal de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), pues en el último lustro, tanto en el arrendamiento, como en la compra-venta de casas, el valor de la vivienda en el estado ha ido en aumento, siendo un factor determinante para ello la migración de otros estados y países.

Señaló que Aguascalientes recibe personas de otros países, un grupo poblacional que al llegar a la entidad busca casas en renta, porque la mayor parte de ellos vienen por un periodo de tiempo determinado; agregó que un ejemplo de ello son los japoneses, quienes por cuestiones laborales vienen por periodos de tres o seis años, pero no tienen la intención de quedarse en el país.

Mario Santamaría dijo que a causa de este fenómeno el mercado de las rentas de nivel medio y residencial se ha incrementado de forma importante desde hace cinco años, periodo de tiempo en el cual el precio de alquiler de algunas propiedades ha aumentado en un 200%; añadió que con relación a las casas de interés social, ha habido un incremento, pero en puntos específicos de la ciudad, particularmente al sur.

En cambio, el mercado de la compra-venta, por la influencia de la llegada de personas de otros estados  se ha encarecido, particularmente el precio de la tierra, pues hace cuatro años era costoso un desarrollo que ofreciera terrenos a 4 mil pesos el metro cuadrado –el grueso se cotizaban entre 2,300-2,800 pesos–, pero en la actualidad, en propiedades de nivel medio-alto, se ubican entre 7,000-8,000 pesos el metro cuadrado, un incremento del 100%.

Finalmente, el presidente estatal de la AMPI dijo que a pesar de estas cifras, Aguascalientes sigue sin ser considerada una ciudad cara, pues a nivel nacional está catalogada como una entidad de tipo medio, por debajo de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, pero entre la clase media, se acerca al grupo de ciudades más caras, como León, Mérida, Morelia y Querétaro; precisó que algunas personas foráneas tiene la idea de que la capital del estado es barata, pero ya no hay rentas de 2 mil a 3 mil pesos, las casas más discretas de nivel medio están en 4 mil a 5 mil pesos.

¡Participa con tu opinión!