CDMX.- Como si fuera el Juego de Estrellas, el Thunder llegó a la Ciudad de México con sus tres súper jugadores: Russell Westbrook, Paul George y Carmelo Anthony.
La tripleta del Oklahoma City arribó de buen ánimo e incluso haciendo una que otra broma.
Russell aseguró que la altitud de la CDMX no les afectará en absoluto.
“No tenemos problemas con eso, si uno está en buena forma juega bien en cualquier lugar”, apuntó el guardia, quien llegó con mucha hambre al hotel, pues traía una bolsa llena de botana.
Jugadores como Carmelo Anthony señalaron que la temporada todavía es muy joven, en referencia a que el equipo no ha caminado como muchos pensaban.
“Esto apenas es diciembre, es muy temprano, adentro del vestidor nos llevamos muy bien, somos como hermanos”, dijo ‘Melo’, quien llegó esta temporada procedente de los Knicks de Nueva York.
La franquicia estará en la Ciudad de México hasta mañana por la noche, pues después del juego volarán de regreso a Estados Unidos.

¡Participa con tu opinión!