CDMX.- Un segundo de tiempo es una enormidad para los amantes del automovilismo, así que sufrir durante cuatro meses la ausencia de la Fórmula Uno es una eternidad.
Hoy concluye el ayuno que padecen los fans del deporte motor en la máxima categoría en el glorioso Albert Park.
Las fases de prueba, ajustes y puestas a punto han terminado, el momento de la verdad es hoy en el que la estrategia y confiabilidad se ponen a prueba. A partir de este día se podrá ver cuál puede llegar a ser el rendimiento de los monoplazas en la temporada, que en los últimos años han dominado Mercedes con sus pilotos, principalmente Lewis Hamilton.
Esta tarde en Melbourne, siendo de noche en el horario del centro de México, se apagarán las cinco luces del semáforo de arrancada para los 20 pilotos, incluyendo a tres novatos.
Destacan en el circuito las vueltas 11 y 12 por su espectacularidad.
Estas dos curvas conforman una chicana de muy alta velocidad, donde los autos se aproximan a 300 kilómetros por hora y jalan casi 5 fuerzas G lateralmente.
Por sí sola, la vuelta 11 sería impresionante, ya que el automóvil se carga en las ruedas exteriores, pero luego ordenarle que cambie de dirección de inmediato para entrar en la vuelta 12 que requiere precisión y control, sino son candidatos a caer en el césped o la grava. (Staff/Agencia Reforma)