Cecilia de Santos Velasco

Al obtener por quinta ocasión consecutiva el galardón internacional “La Escoba de Platino 2018”, dedicado al esfuerzo de 600 trabajadores, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel informó que el proyecto ganador es la reingeniería y modernización del sistema de limpia; tan sólo esta administración se han invertido 35 millones de pesos en la renovación del 30% del parque vehicular.
A favor del medio ambiente, dijo que se realizó la reingeniería de las rutas de recolección, pasando de 46 a 51, y con ello disminuyó el tiempo de respuesta de dos horas y se amplió la cobertura de la ciudad para atender más allá en la zona de la periferia y comunidades lejanas.
De igual manera, en el relleno sanitario San Nicolás, el cual fue construido en 1998, hasta mayo de 2018 ha operado con la norma de gestión ambiental ISO14000-1 y este año se busca la certificación de la nueva versión 2015. También se han iniciado las gestiones pertinentes para la construcción de la nueva etapa de disposición y confinamiento de los residuos.
En este tenor, anunció que Aguascalientes cuenta con un relleno sanitario de una capacidad instalada para los próximos veinte años, una vez que el Congreso del Estado apruebe el Centro de Revalorización de Residuos Urbanos, aunque desde ahora a la actual etapa se le ha alargado 10 meses de su vida útil a partir de septiembre próximo, gracias a la mayor compactación que se tiene de la basura estatal.
Adicionalmente se cuenta con la sexta etapa A que arrancará el año entrante y tendrá una vigencia de disposición de siete años. También se cuenta con el terreno adquirido en el 2017 para la séptima etapa, así como el proyecto de la separación de basura, lo que favorece una durabilidad para los próximos 15 o 20 años.
Todas estas acciones generan ya ahorros y mejoras en los tiempos de respuesta en las rutas y la ciudadanía lo podrá observar en los 4 mil 325 contenedores más limpios todos los días.
Al inicio de este año, informó que se compraron cuatro nuevas unidades de recolección de basura, tres barredoras y una unidad para el transporte de residuos, que se suman a los 12 camiones adquiridos en el 2017, lo que se traduce en una inversión de 35 mdp, y forma parte de los proyectos que permitieron conquistar el premio que otorga de modo bianual en Madrid, España, la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente.
Finalmente, Enrique Barba, director de Limpia y Aseo Público, precisó que para garantizar un sistema eficiente ya opera un tercer turno, el nocturno, donde las barredoras andan por las calles citadinas ocasionando menos molestias ciudadanas.