CDMX.- En la película La 4ª Compañía hay diversas anotaciones sobre corrupción, reinserción social y humanidad, pero quién tiene la última palabra al debatir sobre estos temas será el público.
Así lo precisaron los directores del filme basado en hechos reales, Amir Galván y Vanessa Arreola, y su protagonista Adrián Ladrón, quien personifica a Zambrano, un joven delincuente que cae en el penal de Santa Martha en 1979 y cree que saldrá libre al integrarse al equipo de futbol americano Los Perros.
Pero, como dice el dicho: “Perro no come perro”. El equipo no busca triunfos deportivos, sino que… ¡comete asaltos para entregar los botines a las autoridades!
Ganadora de 10 Arieles en la pasada entrega, la historia que tardó más de seis años en concretarse y que se estrena este jueves en México, revela varios pormenores de la forma de operar de Arturo “El Negro” Durazo, quien fue jefe la Policía en el sexenio de José López Portillo, y quien se convirtió en un símbolo de corrupción en el país en los 80. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!