En la capilla de Santa Elena de la Cruz, Ana Valeria Sánchez de la Paz celebró su décimo quinto aniversario de vida, acompañada por sus papás, Jorge Emmanuel Sánchez Pasillas y Anita de la Paz Gómez.
Para esta ocasión tan especial, fue apadrinada por José Manuel y Mayra de la Paz Gómez, quienes como regalo a Ana Valeria, participaron con ella de la Sagrada Eucaristía.
Por la noche, la quinceañera compartió una agradable velada con sus seres queridos, durante el festejo que se preparó para homenajearla.