El Consejo Coordinador Empresarial se pronunció a favor de que la ciudadanía empiece a construir para el próximo 1 de julio una votación copiosa, consciente e inteligente, y dé seguimiento a la información de propuestas y perfiles de candidatos postulados que, si bien a algunos no les gustarán, “es lo que hay y de ahí tendrán que elegir”.
Su presidente, Pedro Gutiérrez Romo, consideró que lo ideal es que en la competencia electoral gane la decisión popular, el ejercicio democrático y no se deje la definición de un triunfo en manos de tribunales, lo cual es posible cuando la gente vota.
Advirtió que el ambiente se está enrareciendo ante la proximidad de las campañas políticas y seguramente, como en cada elección, se tornará aún más denso en la víspera de la jornada de votación, por tanto, las elecciones serán complicadas pero una votación copiosa sí despejará dudas y diluirá cualquier suspicacia.
En el marco de la sesión ordinaria de pleno del CCEA, la representación de la iniciativa privada de Aguascalientes fue invitada por parte de consejeras del Instituto Estatal Electoral a participar en el ejercicio de observación democrática.
Al respecto, Gutiérrez Romo expresó el interés de la cúpula empresarial de sumarse a esa tarea, así como a las campañas que fomenten la participación democrática, entendida ésta no sólo como acudir a las urnas, sino que debe iniciar ya con el conocimiento de la oferta que paulatinamente se va presentando en la baraja de aspirantes de los diferentes partidos.
Destacó en ese contexto la importancia de saber diferenciar el discurso propositivo del que expresa infundios, reconocer perfiles valiosos de marcas impresas en siglas y colores, así como valorar los alcances del voto diferenciado.
Sobre ello, consideró que quien vota en todos los casos por una misma opción partidista, puede estar incurriendo en dar un cheque en blanco a una fuerza política, lo cual no es muy sano para la vida democrática ni para la exigencia de cuentas a quien será servidor público.
Reiteró que la decisión se empieza a construir desde ahora, observando y conociendo los perfiles que estarán registrándose a la brevedad; dando seguimiento a las campañas y luego meditando para tomar la mejor decisión.
Finalmente, reconoció que “no todos nos van a gustar, no todo nos va a convencer, habrá buenos, malos y regulares, pero es lo que hay y de entre ellos habrá que elegir lo mejor, pues lo peor será no salir a votar”.