A través de Cáritas Diocesana, la familia Hernández González pide a la ciudadanía el apoyo y su solidaridad para poder adquirir un aparato auditivo que requiere su hijo de nombre Kevin, de siete años, toda vez que por un mal congénito, cada día que pasa pierde el sentido del oído.
Guadalupe González González, madre de Kevin explicó en entrevista a El Heraldo que requieren de la compra de un aparato auditivo para su hijo, el cual tiene un valor de 18 mil pesos, afirmando que el Gobierno del Estado les dio la cantidad de 2 mil y están pidiendo ayuda en varias partes para completar el dinero.
“Nosotros contamos con la cantidad de 3 mil pesos más el apoyo del Gobierno del Estado y nos faltan 13 mil pesos. Ahorita estamos pidiendo ayuda a varias asociaciones. Estamos con botes y pidiendo en la calle, a los negocios, a las personas más allegadas a nosotros, de ahí es de donde está saliendo el capital”.
La señora Guadalupe González detalló que su hijo padece de hipoacusia, una enfermedad congénita en el oído, con la que, de no comprarse el aparato auditivo, paulatinamente está perdiendo la audición y corre el riesgo de quedar totalmente sordo.
“Sólo escucha del oído izquierdo y si no se compra el aparato va a ir perdiendo la audición. Mi hijo tiene hipoacusia, nos dijeron que lo iban a operar para reconstruirle el oído y sería en Guadalajara; la situación de su oído es de nacimiento”.
El escenario de la familia se vuelve complicado, ya que el padre de Kevin, el señor Juan Hernández Cardona actualmente está incapacitado de su trabajo, debido a que al ser diabético, le resultó recientemente una úlcera en el pie y va a ser operado de cataratas en su vista, y ante lo tardado de las citas en el Seguro Social, va a firmar una incapacidad de dos años.
“Yo trabajo en una empresa de autopartes, soy operario, pero pasó lo de mi problema y ahorita llevo cuatro meses incapacitado con un ingreso menor al que normalmente recibo”.
El pequeño Kevin recientemente pasó al segundo grado de primaria y estudia en la Escuela Cuauhtémoc ubicada en el fraccionamiento Rodolfo Landeros, al oriente de la ciudad.
“En la escuela me fue muy bien, pasé con 10 de calificación y ya voy a entrar a segundo de primaria. Tengo muchos amigos y me gustaría escuchar bien, por lo que le pediría a la gente si gustan apoyarme para mi aparato”.
Los interesados en apoyar a esta familia para la adquisición del aparato auditivo pueden comunicarse al teléfono 449 198 52 95 con la señora Guadalupe González González.