Israel Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-Una de las enseñanzas que imparte Lama Tenzin Wangyal es el Yoga de los sueños, que tiene poco que ver con hacer el saludo al sol de forma sonámbula, y mucho con revalorar el buen dormir.
«La idea del Yoga de los sueños es que dormir es sagrado. Al dormir, tu estarás descansado, sanado, recuperado, más fuerte. Incluso nuevos hallazgos de la neurociencia indican que, cuando duermes, tu mente se limpia.
«Dormir no sólo es para descansar, es para sanar, para crecer (física, psicológica y emocionalmente)», destaca el lama tibetano.
Así, Lama Tenzin enseña respiraciones, posiciones, cómo enfocarse en diferentes partes del cuerpo y hasta en qué pensar mientras se duerme, pues, al pasar un tercio de nuestras vidas dormidos -25 años, en promedio-, lo mejor es utilizar ese tiempo para sanar, considera.
Pero aprovechar ese lapso de meditación natural en el que la consciencia se reinicia requiere de ciertas condiciones, las cuales cada vez se cumplen menos.
«La relación de la sociedad moderna con la hora de dormir y el sueño es muy mala, porque dormimos menos, dormimos mal, sin la profundidad necesaria», indica.
Y es que tener una cama cómoda y un cuarto oscuro, sostiene el maestro, es necesario, más no suficiente, pues dormir bien tiene que ver más con una jornada bien lograda, que con lo que se hace unos minutos antes de cerrar los ojos.
«Si tienes un día muy malo y una mala noche, no vas a dormir bien», asegura.
«Por eso, durante todo el día debes ser cuidadoso de no estresarte mucho, no enfadarte, respirar y ser más consciente».

ASÍ LO DIJO
«Todos estamos buscando lo mismo: paz y felicidad. Pero en el proceso hacemos las cosas equivocadas y nos relacionamos de forma errónea con los otros, con el mundo, con el ambiente. En lugar de ganar más, a veces sentimos que perdemos más».
Tenzin Wangyal Rinpoche, lama tibetano.