Después de 11 años, el equipo de Liverpool FC volverá a disputar la orejona luego de ganar en el global al sorprendente equipo de la Roma, que el día de ayer estuvo a sólo un gol de mandar el juego a tiempos extra.
Los reds de Merseyside estarán luchando codo a codo contra el vigente bicampeón de la Champions League, el Real Madrid, en una final bastante intensa entre los dos equipos más goleadores y ganadores del torneo, el enfrentamiento tendrá lugar el próximo 26 de mayo en Kiev, Ucrania.
Con un resultado global de 6-7, el Liverpool sufrió pero consiguió su boleto a la capital ucraniana, los reds de Jurgen Klopp pudieron haber llegado a la final como únicos invictos de la competencia, pero ayer en Roma, la Loba volvió a dejar sin aliento al viejo continente al ganar 4-2 y quedarse a un paso de la gran final.
Después de haber rescatado un buen resultado en Liverpool, ya que lo que pudo haber sido un 5-0, la Loba terminó dejando en 5-2, era cuestión de volver a hacer la hazaña contra el Barça ganando 3-0 en Roma. Sin embargo, lo que no hizo el cuadro catalán sí lo hizo la escuadra scouser, ya que al minuto 9′, Sadio Mané adelantó a su equipo luego de estar solo frente al arquero después de un pase de Roberto Firmino.
No obstante, cuatro minutos después, la Roma continuó presionando hasta que una jugada ajena les dio frutos, un centro al área red terminó en pies de Lovren, que al intentar despejar, rebotó el esférico en el rostro de James Milner, ocasionando un autogol que le daría la fuerza y confianza a los italianos.
Con un control de partido, los ingleses lograron evitar que la Roma volviera a entrar en el juego, y en el minuto 25, un gol de cabeza del holandés Wijnaldum puso calma en su equipo al volver a ponerse arriba en casa ajena.
Con un 1-2 al término del primer tiempo, parecía que era cuestión de tiempo para que los reds celebraran el pase a la final. Sin embargo, los italianos no dejaron de luchar y llegaron a anotar otros tres goles que si bien no les dio el pase a al final, lograron vencer a sus rivales y se ganaron el respeto de su afición y de los amantes del futbol por su valor y coraje.
Al 52′, Edin Dzeko aprovechó un balón suelto en el área y remató cruzado y con fuerza. Al minuto 86, el belga Nainggolan remontó el partido con un disparo de larga distancia que colocó en el palo izquierdo y por la fuerza del impacto el balón hizo mover las redes del Liverpool.
Ya en la última jugada del partido, una mano en el área por parte de Klavan ocasionó un penal dudoso en el último minuto, antes de este, Alexander-Arnold había desatado la polémica al haber desviado el balón con la mano en una jugada que fue poco reclamada pero que tuvo que señalarse. En el último suspiro del partido, una vez más Nainggolan volvió a anotar y dejó el marcador 4-2 en donde inmediatamente se finalizó el encuentro, dando por concluida esta gran eliminatoria en donde el mejor de ambos juegos fue el equipo de Liverpool.