El día de ayer regresó la actividad en la Premier League, en donde el primer partido de la nueva temporada se disputó en Anfield, la casa del Liverpool FC, quienes golearon 4-1 al cuadro de Norwich, en una victoria pírrica para los reds, ya que su arquero Alisson Becker salió lesionado.
Después de haber tenido una pretemporada para el olvido, y ciertas dudas en cuanto al arranque de la temporada por perder la Community Shield, el equipo de Liverpool trató de levantar los ánimos con una victoria en casa en su primer partido del nuevo torneo de liga.
Todo comenzó de maravilla para los locales, ya que apenas a los 7 minutos los de Jürgen Klopp se pusieron en ventaja con un autogol de Grant Hanley, luego de fildear mal un balón procedente de un centro de Origi, sorprendiendo a su arquero y marcando el 1-0.
Para el minuto 19′, los reds anotaron el segundo gol de la noche, esta vez su goleador estrella Mohamed Salah, aprovechó de gran manera una serie de rebotes en el área del Norwich, y con un pase sencillo de Firmino, el egipcio marcó con zurda de manera cruzada.
Diez minutos después, un tiro de esquina, también cobrado por Salah, tuvo una mala cobertura por parte de la defensa del Norwich, quienes no pudieron sacar el balón, así que Virgil Van Dijk aprovechó su gran altura y buen remate de cabeza para firmar el 3-0.
Fue en el minuto 35′ cuando llegaron las malas noticias en Anfield, ya que al querer despejar un balón, el portero brasileño, Alisson Becker se lesionó de la cadera, saliendo lastimado del campo y dándole el debut a Adrián.
Todavía antes de terminar el primer tiempo, Divock Origi marcaría el 4-0 que le daría la alegría a la grada antes del descanso, rematando de cabeza un gran centro de Trent-Alexander Arnold.
En la segunda mitad, lo más destacado fue el gol del equipo visitante, en donde Teemu Pukki marcó de manera cruzada al recibir un pase filtrado, recortando así la distancia 4-1. Con esta victoria, el Liverpool comienza bien la temporada y espera mantener esta buena racha durante todo el torneo para aspirar de nueva cuenta el título, tomando en cuenta que este miércoles jugarán la Supercopa de Europa ante el Chelsea.