Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de la Ciudad de México busca cobrar a la Secretaría de la Defensa Nacional el Impuesto sobre Nómina (ISN) correspondiente a los salarios de 214 mil 292 soldados registrados en su “sector central”.
La Secretaría de Finanzas logró fincar a la Sedena un crédito fiscal de 9 mil 501 millones de pesos por el ISN no pagado en los ejercicios de 2009 a 2014, cifra equivalente a casi 12 por ciento del presupuesto total de la dependencia para 2018.
Luego de que el Tribunal Administrativo de la CDMX confirmó el crédito fiscal, un tribunal federal solicitó la intervención extraordinaria de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
La Sedena alega que los pagos a militares no son para fines de lucro, sino para seguridad nacional.
Además, argumenta que, aunque están registrados en su sector central, los soldados operan en todo el País.
Los precedentes en la Segunda Sala indican que la Sedena podría quedar exenta de pagar el ISN, aunque el Código Fiscal de la CDMX no le da ese privilegio.
Grupo REFORMA buscó a la Secretaría de Finanzas para conocer si otras dependencias le pagan el ISN, pero la dependencia –encabezada por Julieta González– no ofreció respuesta, aunque sí reconoció que existe el conflicto con la Sedena.
“Es de señalar que, de conformidad con el Código Fiscal de la CDMX, se trata evidentemente de un trabajo personal subordinado que realizan los militares, por lo que se ubica en el supuesto de la norma”, señaló en un comunicado.

El precedente
En octubre de 2015, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia amparó al IMSS contra un crédito de ISN de 3 mil 973 millones de pesos que también le fincó el Gobierno de la Ciudad de México en 2012 por seis ejercicios fiscales previos.