De enero a julio es la temporada que en Aguascalientes se llega a presentar la mayor cantidad de incendios forestales, tema sobre el que se tiene un plan estratégico para prevenirlos y en caso de presentarse, atenderlos con la urgencia que ameritan.
El encargado de despacho de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Víctor Villalobos Sánchez, dio a conocer que el año pasado en ese lapso previsto, se registraron 85 incendios que afectaron a aproximadamente 5 mil hectáreas en todo el estado.
Fue la secretaria general de Gobierno, Siomar Eline Estrada Cruz, quien presidió la presentación del Plan Estatal de Contingencias por Temporada de Incendios 2020, cuyo eje de acción estará enfocado en medidas preventivas y un protocolo de atención inmediata, el cual ya está establecido con la colaboración de diversas dependencias federales, estatales y municipales, con la intención de salvaguardar a las personas y la biodiversidad del estado.
En este acto, el representante de la Conafor subrayó que en el 30% de estos hechos se desconoce la causa, pero se ha detectado que en el 15% de estos se deben a la extracción de materiales en minas, a la quema de yerbas para la preparación de tierras para la siembra en un 14% de los casos.
Otros incendios en parques, zonas verdes o el campo, están relacionados con las fogatas que realizan los paseantes y a la queja en los basureros, que se van de las manos a quienes las originan, o bien a quienes van a desmontar y queman sus predios, en tanto que el 1% de los incendios son originados por colillas de cigarros abandonadas por fumadores.
Refirió que para este 2020 se estima que podrían registrarse una cantidad similar a la del año pasado o tal vez un poco mayor, considerando las condiciones climáticas, pero también dependerá de las campañas preventivas que sean atendidas por los ciudadanos y la colaboración que se tenga para evitarlos.
Villalobos Sánchez expresó que si se considera que la falta de lluvias es lo que hace que los predios estén propensos a registrar incendios es por lo que se debe tener especial atención, sobre todo si se toma en cuenta que el año pasado las precipitaciones fueron irregulares, inclusive por debajo del promedio anual.
Si bien no se desea que se registren incendios o quemazones, la recomendación en este Plan Estatal es el de atender preventivamente los municipios de Aguascalientes, Calvillo, San José de Gracia, Jesús María y Rincón de Romos.