Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por indisciplina, el Gobierno federal removió de su puesto a un grupo de los conductores que había contratado para operar vehículos de transporte de gasolina de Pemex durante la etapa de escasez del combustible, informó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Aunque no precisó la cifra de los piperos despedidos, el Mandatario indicó que presentaron conductas irresponsables aún cuando el transporte de combustible es de alto riesgo.
«Recibí yo el informe ayer (martes) de la Secretaría de la Defensa (dependencia que los contrató) donde me explican los motivos, y estoy de acuerdo, porque, si no, no vamos a cambiar las cosas, nos tenemos todos que portar bien», planteó en conferencia de prensa matutina.
«Actos de indisciplina, no llegaban a tiempo, no cumplían, faltaban y otras cosas; no todos, estoy hablando de un (grupo), por eso, de acuerdo con la ley, se les liquidó, porque no podemos permitir que haya irresponsabilidad, estoy hablando afortunadamente de un grupo muy pequeño. Ellos tienen todo su derecho de acudir a las instancias en busca de justicia, pero se trata de transporte de combustible, se trata de una actividad de riesgo».
En enero, a través de la Sedena, el Gobierno federal lanzó una convocatoria para contratar a 2 mil operadores de pipas; adicionalmente, adquirió 612 unidades de transporte de combustible.
López Obrador aseguró que ese plan emergente, surgido en el marco de la estrategia contra el huachicol, aún está en operación, con lo que se garantiza que no haya escasez de gasolina.
«Está funcionando muy bien el programa, muy bien manejado, operado, administrado por la Secretaría de la Defensa, es (el plan) DN-III, para que no nos falte el combustible, ya no nos va a pasar lo que nos sucedió, de que nos quedamos sin abasto de gasolinas en la ciudad y en otros estados», sostuvo.