Territorialmente Aguascalientes es uno de los cuatro estados más pequeños del país, lo que no obsta para que sea de los que tienen una aportación significativa en la enseñanza y con marcado reconocimiento nacional e internacional, por lo que antes y ahora ha recibido la visita de grupos que vienen a conocer las técnicas que se emplean en las aulas y más tarde en las  empresas.

La presencia de jóvenes de nueve instituciones de educación superior de Guatemala, Honduras y Jamaica en la Universidad Tecnológica del Norte (UTNA), ubicada en el municipio de Rincón de Romos, acredita los métodos teóricos y prácticos que ya traspasan las fronteras.

Con este sistema se revive el lugar que ha tenido históricamente la entidad, tras de que los desaparecidos Talleres Ferrocarrileros fueron el lugar al que concurrían trabajadores de varios países de Centro y Sudamérica. Los conocimientos que tenía el personal local se les impartía en la Escuela de Capacitación de la propia empresa y que consolidaban en la práctica, lo que luego transmitían a quienes llegaron a estar varias semanas aquí para aprender lo que aplicarían en sus países.

Ese espacio lo ocupa ahora la UTNA, que según explicó la rectora María Angélica Martínez Díaz, forma parte del proyecto de educación para América Latina y el Caribe, conocido como AVANZA/USAID, promovido por el gobierno de Estados Unidos, en apoyo a las instituciones de educación superior de la región en su desarrollo curricular, técnico y en las estrategias de reclutamiento, admisión y vinculación con otras instituciones y el sector privado.

En esencia, para la Universidad Tecnológica del Norte esta visita es el primer paso para generar convenios de colaboración entre los cuatro países, que además favorezcan la movilidad estudiantil y el aprendizaje de nuevas culturas, apuntó Martínez Díaz.

Durante la visita que hizo el gobernador Martín Orozco Sandoval a la institución, se le informó del programa que en esta ocasión albergó a 37 estudiantes. Por Honduras acudieron de la Universidad Evangélica Nuevo Milenio, Universidad Nacional Autónoma de Honduras y el Centro Universitario Tecnológico. De Guatemala, la Universidad Panamericana, la Universidad Landívar y la Universidad de San Carlos, y de Jamaica el Instituto de Desarrollo de la Formación Profesional, la Universidad Tecnológica de Jamaica y el Consejo de Colegios Comunitarios.

El mandatario estatal subrayó que el hecho de que universidades de otros países vengan a conocer cómo se trabaja en Aguascalientes, “es un reconocimiento a la calidad educativa que ofrece a los jóvenes el sistema tecnológico universitario y que forma a profesionistas de calidad que son reconocidos”.

Los visitantes también recibieron datos del papel que desempeña Aguascalientes en el concierto regional y nacional en materia educativa e industrial, aportación que contribuye a lograr un crecimiento económico que se refleja en más oportunidades de empleo para los egresados de tecnológicos y universidades, lo que permite consolidar los esfuerzos para hacer una sociedad más participativa e igualitaria.

LA MISMA CANTALETA

Por años María Canica escuchó las argucias de que se valían los presidentes municipales para postergar el pago de las cuotas al ISSSSPEA, que inevitablemente se convertían en una deuda que heredaban y el siguiente hacía lo mismo, lo que llegaba el momento que los miles se convertían en millones de pesos que “apretaban” las finanzas de quien estaba en turno.

Finalmente la señora se fue al mundo inmaterial sin haber conocido una investigación sobre cada caso y ante todo que se llevara ante un juez al alcalde o ex alcalde que le dio un destino escabroso al dinero.

A menos de tres meses de que concluyan las once administraciones municipales se menciona que hay un adeudo de 70 millones de pesos, cifra que habrá que tomarse con reservas, dado que la suministró el líder eterno del Sindicato Único de Trabajadores Estatales y Municipales de Aguascalientes (SUTEMA), Federico Domínguez Ibarra.

En base a lo que señaló, quienes más adeudan son los ayuntamientos de Rincón de Romos y Tepezalá, y con un menor pasivo Jesús María y San José de Gracia, que aún cuando en algunos casos han mostrado interés en reducir la carga, sólo aportan abonos.

Según el dirigente, la junta directiva del Instituto dio órdenes al director general Arturo González Estrada de que haga un exhorto para que se pongan al corriente, “o que en su momento procedan judicialmente, ya sean los ayuntamientos o el propio ISSSSPEA contra quienes resulten responsables de estos adeudos”, porque ese efectivo se descontó del salario de los trabajadores y se utiliza para el pago de pensiones y jubilaciones y préstamos al personal en servicio, entre otros fondos, por consiguiente Domínguez Ibarra exigió que se recupere “a como de lugar” al considerar que “malamente dispusieron de él”.

Aunque los ediles pueden argumentar varias razones para haber incumplido, principalmente que los imprevistos obligan a echar mano de lo que tienen en el cajón, de cualquier manera debieron informarlo con toda oportunidad al organismo y acordar cuándo lo cubrirían, pero no hacerle al fakir, o lo que es peor, que le hayan dado un empleo incierto al recurso y ahora no tienen manera de comprobarlo, porque recuérdese que ya no se vale que obtengan facturas por ahí para salir del paso, ya que éstas deben estar registradas ante la Secretaría de Hacienda y es lo que permite saber la verdad.

En estos hechos los directamente comprometidos son los presidentes y sus respectivos tesoreros o secretarios de Finanzas, pero de igual forma hay culpa de quienes han sido titulares del ISSSSPEA, en función que una de sus obligaciones es ordenar la recaudación en tiempo y forma. La legislación en la materia es muy clara en cuestión de pagos y cobros, por lo que haber llegado a 70 millones de débito es señal de negligencia. Es un dinero que está etiquetado en el Presupuesto de Egresos de los ayuntamientos, por lo que sólo se puede disponer para el fin previsto, y por su parte el Instituto podría dar como máximo dos meses de tolerancia para cubrirlo, de otra manera se cae en un juego perverso en que todos tienen una responsabilidad, pero nadie la admite.

DE PODER A PODER

Un principio lógico hace pensar que cuando se lanza un reto al gobierno los particulares llevan las de perder, sin embargo ese principio se rompe tratándose de los concesionarios del transporte urbano, que desde el siglo pasado han impuesto su voluntad y sólo le queda a la administración pública, entre refunfuños, aceptar su desplome.

La exigencia de que las tarifas pasen de 7.50 a 12.00 pesos se hace acompañar del tortuguismo clásico en la prestación del servicio, como una medida de presión a los usuarios para que “de los males acepte el menor”, esto es, el incremento, lo que da pábulo a las autoridades para señalar que no hay otra salida que admitir la descapitalización de la Alianza de Transportistas, por lo que  se les autoriza el nuevo cobro.

Los camioneros saben que el gobierno no tiene capacidad para atender a cerca de 300 mil personas que utilizan todos los días el camión, por lo que podrá enviar cuantas unidades de empresas privadas quieran apoyar el operativo, pero serán insuficientes, por lo que es cuestión de dos o tres jornadas para obtener lo que se proponen.

Así es como siempre ha terminado este juego de “fuercitas”, en el que los propietarios de las unidades asumen una serie de compromisos, y que hasta firman, pero la mejoría se queda en el papel.

Lo único que falta por saber es cuándo entrará en vigencia la tarifa, porque de lo demás ni para qué hacerse ilusiones.

IMPULSO NUTRIDO

Tras 13 meses de negociaciones se llegó a un entendimiento entre México, Canadá y Estados Unidos y la celebración de un nuevo acuerdo comercial de América del Norte, “que da hoy certeza, que establece una ruta clara para el desarrollo económico”, señaló el presidente Enrique Peña Nieto.

Dijo que su deseo es firmar el nuevo acuerdo “donde sea”, antes de concluir su mandato, resaltando que de no haberse concretarse la modernización de este mecanismo se habría generado un tema delicado para México, con incertidumbre y menor atención de inversión.

Ha sido un período difícil para México y Canadá por la actitud del presidente estadounidense Donald Trump, que a toda costa pretendió imponer su criterio mercantilista y a base de ofensas buscó doblegar a su contraparte, sin embargo en el caso mexicano Peña Nieto no entró en el juego y con firmeza respondió cuantas veces consideró necesario hacerlo, cuidando siempre no ir más allá de lo que dictan las normas diplomáticas.

Peña Nieto recordó que la decisión de recibir a Trump, entonces candidato republicano en Los Pinos, en 2016, abrió la puerta para que hubiera un diálogo, con sus diferencias “donde las hay” y que dio pauta a un punto de acuerdo y equilibrio comercial.

Dejó en claro que el convenio tiene que ser ratificado por el Legislativo de cada nación y por ahora no se tiene prevista ninguna logística para llevar a cabo la firma, asimismo debe tenerse presente que es el acuerdo más importante del país puesto que “80% de nuestras exportaciones van prácticamente a Estados Unidos”.

Reiteró que la mayor trascendencia de haber llegado a este punto de entendimiento tripartita es imaginar qué hubiera ocurrido a México si no se llega a un acuerdo, “recordar que hace casi dos años, a la entrada de la nueva administración en Estados Unidos, se estableció u observamos en nuestro país un panorama de riesgo, de amenaza, de desaliento ante la ruta de crecimiento que México había venido teniendo ante la posibilidad de que el acuerdo se cancelara”.

En cambio, “nos mantenemos como socios, como aliados, y habrá de esperarse que este acuerdo detone mayor crecimiento para los países miembros, y que haga de la región de Norteamérica, México, Estados Unidos y Canadá, una más competitiva, más productiva en el mundo entero”, además hizo mención que al final de su administración el país habrá recibido más de 220 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa.

Por otra parte, al inaugurar la Semana Nacional de Transparencia 2018 “Trascendencia e Impacto de la Transparencia y Rendición de Cuentas”, el presidente Peña manifestó que no obstante que falta mucho camino por recorrer e incluso por “repavimentar” en el combate a la opacidad y la corrupción, la transparencia y la rendición de cuentas son indispensables para generar confianza y seguir perfeccionando la democracia nacional.

Añadió que México habrá logrado consolidar una cultura de transparencia cuando cada ciudadano vea como algo normal y rutinario tener acceso a toda la información pública gubernamental, por lo que sugirió vincular más estrechamente el Sistema Nacional Anticorrupción, emprender la implementación de la Ley General de Archivos en 2019, y seguir trabajando para garantizar el ejercicio de estos derechos, de manera homologada por todos los sujetos obligados en el país.

Sostuvo que es “innegable” que los sistemas nacionales de Transparencia y de Combate a la Corrupción “todavía, puedo afirmar, están en este muy preliminar proceso de implementación y con espacios que aún no se ocupan debidamente y que al Congreso corresponderá hacer los nombramientos”.

SOLIDEZ AL CAPITAL

Líderes empresariales y del sector social, inversores y representantes de las ramas exportadora e importadora, unificaron sus voces con las del gobierno mexicano, sobre la importancia de haber llevado a feliz término la renegociación del Tratado de Libre Comercio, ahora llamado Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés)

Aunque todavía falta conocer las letras chiquitas, es un documento que en lo general beneficia a los tres países y con ello se disipa la posibilidad de fragmentarlo en dos tratados bilaterales, por lo que se espera que a más tardar el 30 de noviembre el presidente Enrique Peña Nieto lo firme, que podría ser el último acto de su administración.

Dentro del pacto se aplicaron candados para no tener acuerdos comerciales con naciones en donde hay una fuerte intervención del Estado en la actividad productiva, lo que obliga que si uno de los países norteamericanos quiere tener una negociación con una economía de un mercado de esas características deberá notificarlo a los otros dos, los cuales pueden pedirle ajustes. Se consideró así porque una relación con un externo representa un riesgo para la actividad comercial de la región, y hacerlo de manera unilateral los países socios pueden dar por terminado el acuerdo trilateral y dar paso a sólo alianzas bilaterales.

Para el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, con esta medida se trata de proteger a la planta productiva de América del Norte para que no se asocien con países en donde el Estado otorga subsidios, interviene mercados e impide el libre comercio, por eso es trascendental que haya la obligación de los tres países de no ser socios de ese tipo de economía, “es importante establecer el compromiso de que no se nos ligue o que no tengamos acuerdos en donde se creen desequilibrios entre productores de ese país porque no existe libertad de mercado o ésta es parcial o existen altos subsidios, intervenciones del Estado en la actividad productiva, porque hacen que la competencia no sea pareja y es inequitativa”.

De lo que cedió Estados Unidos destaca la cláusula sunset, que buscaba terminar el acuerdo comercial al quinto año, quedando en que dure seis años y que se haga una revisión a partir del sexto año, además deja intacto la resolución de controversias. Canadá cedió en el tema de sistema de cuotas de lácteos, lo que dará a Estados Unidos la apertura que estaba estipulada en este mercado en el Primer Acuerdo de Asociación Transpacífico, antes de la salida de Estados Unidos. México por su parte estableció que 75% de las autopartes de vehículos debe manufacturarse en la región, pero entre 40% y 45% del contenido debe hacerse en lugares donde los trabajadores ganen 16 dólares por hora.

AGITÓ EL AVISPERO

Pese a que tenía varias enfermedades propias de su edad que la tuvieron hospitalizada largo tiempo y que se utilizaron como una de las causales para que los jueces autorizaran su excarcelación, o al menos la prisión domiciliaria, Elba Esther Gordillo Morales, al ser exonerada de todos los delitos que le imputaron la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Procuraduría General de la República (PGR), volvió dispuesta a recuperar el liderato del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Aunque se ha negado alguna relación de Gordillo con el gobierno electo, es inocultable la participación que tuvieron durante la campaña su yerno y su nieto y varios ex líderes muy cercanos a ella, lo que se conjuga con la declaración de López Obrador que en su administración no habrá persecución de dirigentes, por lo que puede actuar sin temor de que nuevamente le finquen responsabilidades de tramas que luego no puedan acreditarse.

Aunque era algo esperado, porque así se dejó entrever en la declaración que leyó el 20 de agosto, 17 días después de su liberación, de cualquier manera la información que aportó El Universal el pasado 4 de octubre, ratifica que viene por todo y lo único que la detiene es el fallo del Tribunal Federal de Justicia Administrativa para que, una vez en total libertad, recupere sus derechos y su cargo, perdidos en 2013 cuando fue aprehendida, el 26 de febrero.

En su lugar quedó Juan Díaz de la Torre, que hasta entonces ocupaba la secretaría general, que para el grupo elbista es una gestión espuria y que le fue conferida en un congreso al día siguiente de la detención de la señora Gordillo, por lo que prepara su reincorporación a la presidencia, para de inmediato convocar a un Congreso en que se nombraría a Moisés Jiménez en lugar de Juan Díaz. Jiménez fue uno de los operadores de las redes progresistas de López Obrador y que trabajaron en la creación de un ejército magisterial que el día de la elección se encargó de vigilar las casillas, que le dio a AMLO un triunfo incuestionable.

Existe plena confianza que los consejeros que acudan al Congreso voten a favor del regreso de Elba Esther, para ello en cada estado se ha creado comisiones que se encargan de concienciar al profesorado para que apoyen lo que consideran un derecho de la mexiquense, como primer paso para el SNTE recupere su normalidad estatutaria y legal y que vaya de acuerdo con la transformación de país que impulsa el presidente electo.

Al ser entrevistado en Cuernavaca, Morelos, sobre este asunto, López Obrador afirmó que en la designación de líderes sindicales “no debe haber imposición ni cacicazgos, porque en México terminó esa era”. Por su parte, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, afirmó que Gordillo “debe pensar bien” su posible regreso, porque se vive un cambio de régimen en el país, en tanto su par del PAN, Damián Zepeda, calificó de “terrible” su retorno, porque según él le hizo mucho daño a la educación. El vicecoordinador del PRD, Juan Zepeda, le sugirió a Gordillo entender que ya terminó su ciclo.

A su vez, el analista Leonardo Curzio exteriorizó que el regreso de Elba Esther “es una de las señales más ominosas de la supuesta transformación del país” y el académico Alberto Aziz Nassif apuntó que será un factor de poder y deseó que con ella no vuelvan prácticas autoritarias del sindicalismo mexicano.

Elba Esther Gordillo sabía lo que iba a provocar con su decisión, pero aplica la máxima “hablen bien o mal de mí, pero hablen, porque quiere decir que existo”, y tan existe que en diversos niveles se comenta, analiza, apoya y sataniza su posible regreso a la dirección del SNTE.

EN CAMPAÑA

Como  practicante del beisbol, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador es proclive a levantar toda clase de roletazos que le envían y cuando no tiene un pitcher a la vista él mismo lanza la bola al aire, la cacha y la envía a donde cree que puede redituarle mayor atención.

Luego de que el general Alejandro Ramos Flores, jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), estableciera que la Comisión de Investigación para la Justicia y la Verdad en el caso Ayotzinapa “no tiene la objetividad ni la imparcialidad que se requiere en el debido proceso, porque les deja la dirección de la indagatoria a los representantes de las víctimas, y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”, López Obrador reviró que con o sin sentencia de la Suprema Corte de Justicia publicará un decreto el 1 de diciembre para crear la citada Comisión de Investigación, que encabezará Alejandro Encinas.

Adelantó que “todo se investigará”, incluido el Ejército, por lo que “no debemos temer si se conoce la verdad, las instituciones se fortalecen con la verdad, se debilitan con la mentira. No es cierto que si se investiga, (si) se llega a conocer la verdad, se iban a debilitar las instituciones del Estado mexicano, eso es falso, se debilitan si se oculta la verdad (…), se van a fortalecer cuando todos conozcamos lo que realmente sucedió y se sepa el paradero de los jóvenes y se castigue a los responsables”.

López Obrador analiza también reabrir la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, creada en tiempos de Vicente Fox y cerrada por Felipe Calderón, al considerar que a 50 años de los sucesos de Tlatelolco se pretende “que haya justicia”.

Con miembros de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), que agrupa a grandes petroleras extranjeras y mexicanas, López Obrador presentó cifras negativas que ha dejado la reforma energética, aunque se comprometió a respetar los contratos petroleros firmados con la actual administración, así como a agilizar trámites burocráticos que frenen la extracción y producción de hidrocarburos.