Por Rubén Torres Cruz

Un joven fue torturado por dos sujetos en el interior de un taller mecánico ubicado en la colonia España. La víctima –a quien trasladaron a recibir atención médica especializada al Hospital General de Zona No. 2 del IMSS-, es un joven de 18 años de edad de quien no se proporcionaron más datos. El agredido presentaba lesiones en ambos brazos y pies, además de la cara y cabeza.

En los primeros minutos de este jueves, elementos de la Policía Vial se encontraban realizando sus labores de patrullaje, cuando al circular sobre la avenida Aguascalientes a la altura del parque del Monumento al Papa Juan Pablo II, fueron interceptados por una persona de sexo masculino, quien informó a los oficiales que instantes antes dos personas habían metido a la fuerza a un individuo a un local, donde se escuchaban gritos de ayuda. Con esa información, los Policías se trasladaron al lugar del reporte. Al arribar los policías viales escucharon los gritos de una persona, por lo que solicitaron el apoyo de uniformados de la Policía Preventiva.

Al tocar la puerta de la cortina con los comandos de voz, indicando que se trataba de la Policía Municipal, y al no tener ruta de escape, uno de los presuntos responsables abrió la puerta y de inmediato fue neutralizado y asegurado. Durante la intervención policial fue detenido un segundo sujeto.

El afectado manifestó que se encontraba en la parada de autobús esperando a una persona para cobrar un dinero, cuando los presuntos responsables se aproximaron a él y lo acusaron de estar robando en ese sitio, iniciando así las agresiones hasta arrastrarlo hacia el interior del local en donde lo torturaron y golpearon con un martillo en diferentes partes de su cuerpo.

Cabe señalar que dentro del local, fue localizada la bicicleta del afectado, así como huellas hemáticas, unas pinzas de presión, un martillo, dos teléfonos celulares -uno de la víctima y el segundo de los presuntos responsables-, además de la identificación del afectado (INE).

Los detenidos responden a los nombres de Carlos y Alejandro, de 33 y 42 años de edad, respectivamente, quienes fueron acusados por lesiones dolosas, privación de la libertad forzada con las agravantes de alevosía, ventaja y brutal ferocidad. Ambos fueron presentados ante el agente del Ministerio Público del fuero común.