El Templo del Rosario (La Merced) enmarcó la ceremonia sacramental en honor a la pequeña Lía Romina Delgado Rodríguez.
La bebita fue llevada por sus papás y padrinos hasta la pila bautismal, donde sostuvo hermoso encuentro con Jesús, al momento de ser ungida con el aceite de los catecúmenos para después ser bañada con el agua del Río Jordán.
Momentos antes del bautizo, el ministro de la Iglesia explicó a los ahí presentes, la importancia de los sacramentos y dijo que para Lía Romina ha comenzado su vida cristiana, abriendo su corazón a Jesús, quien la guiará por el resto de su vida.
Otro de los momentos también significativos fue cuando los papás y padrinos se unieron en oración por la bebita, pidiendo a Dios, le conceda salud y bienestar a lo largo de su existencia.
Al final, el padre otorgó la bendición a los fieles en general, especialmente a la bautizada, para quien pidió al Creador, le conceda ser una buena cristiana.