Julio César Gaspar Ortega, presidente de la Sociedad de Arquitectos Valuadores, sostuvo que cuando se lleva a cabo alguna transacción de compraventa de un bien inmueble o terreno, los notarios públicos están cobrando por hacer la valuación del mismo, cuando un proceso de este tipo lo debe realizar un especialista en la materia.

Comentó que para asignarle un valor a una edificación o un predio se deben considerar factores como el diseño, crecimiento poblacional de la zona, distribución geográfica, la cercanía de infraestructura educacional y social, así como la disponibilidad de recursos naturales, y las tendencias comerciales e industriales.

Julio César Gaspar comentó que los notarios públicos están cobrando honorarios por este tipo de estudios, cuando no tienen la preparación para llevarlos a cabo, y por ello podrían caer en errores como la infravaloración o la sobrevaloración de alguna propiedad.

Al respecto, detalló que para erradicar este fenómeno, el gremio ha tenido acercamientos con distintas dependencias, como la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal, para solicitarles que se cumpla con la normativa en la materia y sólo quienes estén en el padrón de valuadores del estado, estén autorizados para llevar a cabo este tipo de estudios.

Para concluir, el presidente de la Sociedad de Arquitectos Valuadores dijo que un miembro del gremio cobra aproximadamente 1,200 pesos por un avalúo, y buscarán que se respete su trabajo, pues conforman un gremio que está preocupado por la capacitación continua y el dirigirse éticamente en su labor; “es por ello que uno de nuestros objetivos es precisamente el fortalecimiento y reconocimiento del desarrollo de la profesión valuatoria”.

¡Participa con tu opinión!