Ante la incertidumbre y falta de información que priva en torno al retiro del ahorro que los trabajadores de la Federación y del INEGI, tenían dentro del Seguro de Separación Individualizada (SSI), mismo que fue cancelado por el Congreso de la Unión, a partir del 1° de enero del 2019, muchos afectados pretenden acudir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en busca de apoyo y de la orientación que en su centro de trabajo les ha sido negada.

En esta Redacción, señalaron que el área administrativa del INEGI sólo se ha concretado a enviar unos cuantos correos con la notificación de la SHCP de esta medida, y luego otro en el que informaban que MetLife explicaría qué hacer para recuperar su ahorro o para seguir en el esquema, todo en términos muy generales.

Explicaron que el SSI era un sistema a través del cual la Federación fomentaba el ahorro para el retiro entre sus trabajadores, y por cada peso que aportaba el burócrata, el Gobierno Federal daba otro. Con esto se buscaba que el servidor público tuviera una cantidad decorosa al momento de concluir su vida laboral, tal como sucede en muchas empresas del sector privado, en Nissan, por ejemplo.

“En los correos citados se deja claro que es un asunto de la Federación y de MetLife, deslindándose completamente del problema, por lo que cual los afectados, más de 12 mil (entre enlaces, mandos medios y superiores) tratan de recuperar su ahorro, porque es dinero de ellos”.

Se les ha dicho que la aseguradora devolverá el 20% del ahorro cada mes, hasta completar el 100%, esto es, el trabajador tardará seis meses en recuperar su dinero sin saber qué rendimiento le ofrecerán, y si desea que le regresen el 100% de su ahorro, se le deducirá un porcentaje, lo que consideran un abuso, pues “no conciben que deban pagar una comisión por recuperar algo que les pertenece”.

Ante la falta de apoyo por parte del área correspondiente en el INEGI, confían en que la Condusef no se ponga del lado de la aseguradora y les ofrezca una asesoría, objetiva.

Refirieron que el INEGI, pese a ser un organismo autónomo, actualmente está más preocupado por que no se bajen los salarios a los funcionarios de alto nivel y por que se les incremente el techo presupuestal, mientras que deja de lado los problemas de los trabajadores, vulnerándose sus derechos.

Finalmente, los trabajadores expusieron que la desaparición del SSI y del seguro de gasto médicos mayores, afecta principalmente a los denominados de enlace, jefes de departamento y subdirectores, toda vez que los altos sueldos que reciben los directivos les permiten pagar para conservar esos beneficios.