Elementos de la Policía Estatal frustraron una extorsión telefónica en la que exigían dinero a un individuo a cambio de no hacerle daño a su hermano, el cual supuestamente se encontraba privado de su libertad. Sin embargo, los oficiales lograron ponerse en contacto con él indicándole que se trataba de un engaño, por lo que ya se encuentra nuevamente con sus familiares.
Todo comenzó cuando Adán recibió una llamada en su teléfono celular, en la cual un sujeto que decía pertenecer a un grupo delictivo le exigía cierta cantidad de dinero a cambio de no hacerle daño a su hermano de 57 años de edad, a quien supuestamente tenían retenido.
A pesar de que Adán intentó ponerse en contacto con su hermano no logró su objetivo, por lo que comenzó a reunir dinero. Familiares del joven al darse cuenta de la situación solicitaron la intervención de los policías a quienes explicaron lo sucedido.
Minutos después, los oficiales recomendaron al joven a no efectuar ningún depósito. Asimismo, lograron hacer contacto con la persona que supuestamente estaba privada de su libertad, quien informó que se encontraba en el albergue del Hospital General en Loreto Zacatecas, hasta donde arribó siguiendo la instrucciones de un sujeto que se comunicó con él vía telefónica, quien le dijo que, de no seguir las indicaciones, su familia pagaría las consecuencias.
Por lo anterior, los efectivos le hicieron saber que sus familiares se encontraban en perfectas condiciones por lo que le indicaron que se dirigiera rumbo a la puerta de acceso oriente, en donde policías del estado de Aguascalientes lo abordarían a una patrulla para trasladarlo con sus seres queridos. Finalmente, el quincuagenario de nombre Francisco fue trasladado a su domicilio en perfectas condiciones.